lunes. 28.11.2022
Fútbol | Primera División

Casillas quiere relevar a Rubiales

El portero se postula para presidir la Federación Española de Fútbol
Casillas, apoyado por Tebas, ya le ha comunicado al CSD su deseo de competir con Rubiales. A. DÍAZ

Iker Casillas, el portero más galardonado en la historia del fútbol español, está decidido a presentarse este año a las elecciones a la presidencia de la Federación Española de Fútbol (FEF) si, como todo parece indicar, en los próximos meses se ve obligado a retirarse como guardameta en activo del Oporto por prescripción médica. El mostoleño, de 38 años, le disputaría el liderazgo al frente de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas a Luis Rubiales, presidente desde 2018.

Fuentes del Consejo Superior de Deportes reconocieron ayer que el portero del Oporto y ex del Real Madrid se reunió la semana pasada con la nueva secretaria de Estado, Irene Lozano, y le transmitió su deseo de presentarse a los comicios. Desde el CSD, no obstante, evitan precisar más datos acerca del contenido de ese encuentro y remiten al propio interesado. Casillas aprovechó su viaje a España para sondear posibles apoyos de otros organismos y colectivos, así como analizar los plazos de las elecciones y la agenda.

El carismático portero ha hablado incluso con algunos compañeros y mitos de la selección, como los exbarcelonistas Andrés Iniesta y Carles Puyol, cuenta con el visto bueno de Javier Tebas, presidente de la Liga enemistado con Rubiales, y del presidente del sindicato de futbolistas españoles (AFE), David Aganzo.

Aún por delimitar
La fecha de los comicios aún no está fijada, pero tiene que ser este año obligatoriamente

La fecha de las elecciones todavía es una incógnita, aunque tienen que ser en este año olímpico, antes o después de la Eurocopa y de la gran cita de Tokio 2020. Rubiales se siente fuerte, reforzado por el éxito de la nueva Supercopa y de la Copa del Rey a partido único hasta semifinales, y ha pedido un adelanto al CSD, que debe pronunciarse en breve. El Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) ha elaborado un informe desfavorable a este adelanto, pero no es vinculante.

El día que se fije para la jornada electoral puede condicionar la decisión definitiva de Casillas, que cerró su año más difícil por el infarto de miocardio que sufrió el pasado 1 de mayo, en pleno entrenamiento en la ciudad deportiva del Oporto, y el cancer de ovarios que le detectaron solo unos días después a su mujer, Sara Carbonero. La situación de la pareja se va normalizando, ya que la periodista finalizó su tratamiento de quimioterapia en Madrid y el portero forma parte del cuerpo técnico del equipo luso, como medida cautelar.

Casillas quiere relevar a Rubiales
Comentarios