viernes 14/8/20
Fútbol | Primera División

El Clásico, cuestión de jurisdicción

La Federación sólo garantiza la seguridad de los árbitros y emplaza a otros estamentos a velar por la del resto Advierte que actuará a nivel disciplinario-deportivo si se producen incidentes
Luis Rubiales, presidente de la Federación Española de Fútbol. HUESCA
Luis Rubiales, presidente de la Federación Española de Fútbol. HUESCA

La Real Federación Española de Fútbol recordó ayer que «no tiene competencias para velar por la seguridad del Clásico que enfrentará al Barcelona y Real Madrid el 18 de diciembre (20:00 horas) en el Camp Nou, y que aplicará la legislación «en caso de fuerza mayor». En un comunicado hecho público tras la reunión celebrada en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, la RFEF ha manifestado que, «exactamente igual» que en todos los encuentros de las competiciones oficiales y al tratarse de un espectáculo público, «no ostenta ningún tipo de competencia en materia de seguridad».

En este sentido, la RFEF advirtió de que «aplicará la reglamentación vigente» antes, durante y después del partido, que coincidirá con una convocatoria de manifestación de Tsunami Democrátic en los alrededores del Camp Nou, si se produjeran «situaciones de fuerza mayor» o circunstancias en las que fuera necesaria la aplicación de la disciplina deportiva.

Asimismo, el organismo presidido por Luis Rubiales subrayó que se encuentra «en contacto» con las fuerzas de seguridad para coordinar la llegada del equipo arbitral, encabezado por el canario Hernández Hernández, al Camp Nou «según los protocolos establecidos», remarca.

Entre las atribuciones que tiene encomendadas la RFEF figuran, según su reglamento, suspender, adelantar o los retrasar partidos y determinar la fecha por razones de fuerza mayor, potestad que ejerció para el cambio del día partido, inicialmente previsto el 26 de octubre, debido a la manifestación convocada por Tsunami Democrátic. También podría la propia Federación Española de Fútbol decidir dar un encuentro entre el Barcelona y el Real Madrid por concluido, interrumpido o no celebrado y, en caso de acordar su continuación o nueva celebración, si éste se disputa en campo neutral, a puerta cerrada o en su caso con público.

El Clásico, cuestión de jurisdicción