miércoles. 01.02.2023
Craioveanu avanza el balón tras superar a Movilla observado por Dorado
La efectividad goleadora del Getafe, que transformó en gol sus primeras y únicas tres oportunidades antes del descanso, acabó en media hora con las aspiraciones de triunfo del Zaragoza en el Coliseum Alfonso Pérez, donde el equipo maño fue incapaz de romper el orden defensivo del conjunto madrileño. Los visitantes, que dispusieron de su primera ocasión del encuentro a los 54 minutos, sólo reaccionaron tímidamente en la segunda mitad ante un Getafe que se mantuvo una semana más lejos de las posiciones de descenso. Como de costumbre, Quique Sánchez Flores, entrenador local, sorprendió con la alineación inicial, pero esta vez también lo hizo con el sistema: situó una línea de tres atrás, con la inclusión de Raúl Albiol junto a Nano y Belenguer; acumuló hombres en el centro del campo; y dejó arriba a Yordi y Gica Craioveanu. La apuesta, la misma que empleó el pasado miércoles en la eliminatoria de Copa del Rey ante Osasuna pero que nunca había utilizado en Liga, no cambió la presencia ofensiva del conjunto madrileño, pero sí la efectividad goleadora de los jugadores locales. Al Getafe le bastaron sus primeras tres ocasiones para aclarar su futuro hacia el triunfo, en poco más de media hora, ante un Zaragoza que tardó en entrar en el encuentro y, aún más preocupante, que nunca logró la rapidez y la movilidad de balón necesaria para derribar el repliegue del equipo azulón.

La efectividad del Getafe liquida al Zaragoza en apenas treinta minutos (3-0)
Comentarios