martes 24/5/22
dl13p37g1

La selección española de balonmano arrancará hoy (18.00 horas, Teledeporte) en Bratislava su andadura en el Europeo de Hungría y Eslovaquia con un exigente duelo ante la República Checa en el que los Hispanos quieren demostrar que pese al relevo generacional en el que se encuentran inmersos siguen siendo el competitivo equipo que se coronó campeón en las dos últimas ediciones del torneo.

La ausencia de jugadores como Raúl Entrerríos, Julen Aginagalde, Viran Morros o Dani Sarmiento que han sido santo y seña de la selección durante la última década, así como la baja por lesión de Alex Dujshebaev han abierto un período de incertidumbre sobre el rendimiento del equipo. Una incógnita que los de Jordi Ribero no lograron resolver en los partidos de preparación disputados ante Irán y Polonia, un choque en el que sólo una milagrosa parada de Rodrigo Corrales en el último segundo evitó el empate, pese a los cinco goles de ventaja con los que España encaró los últimos siete minutos de juego.

Altibajos propios de un equipo que se encuentra en pleno proceso de construcción tras la inclusión de hasta cinco nuevos jugadores, que debutarán en este Europeo en una gran competición internacional.

No le asusta el reto

«Seguiremos siendo una selección competitiva pese a los cambios», señala Jordi Ribera

«Está claro que hay que dar tiempo al equipo, pero creo que seguiremos siendo una selección competitiva», señaló el seleccionador español Jordi Ribera. Ahí reside precisamente la mayor duda del conjunto español, en saber si tendrá tiempo de ajustar todas las nuevas piezas durante la disputa de un torneo que penaliza como pocos cualquier mínimo error.

En este sentido, los Hispanos no podrían tener un mejor rival para empezar que la República Checa, un equipo de la clase media continental, pero capaz de poner en aprietos a cualquier rival como ya demostró hace cuatro años en el Europeo de Croacia, en el que los checos fueron sextos, tras derrotar entre otros a Dinamarca. El equipo centroeuropeo no contará en esta ocasión con el central Ondrej Zrahala, que ejerce en estos momentos el cargo de presidente de la Federación Checa, que llevó con sus goles a su selección a tan brillante posición.

Igualmente faltarán a la cita el portero Martin Galia, así como el lateral Pavel Horak y el pivote Stepan Zeman que lideraban la defensa checa y que ya pusieron en numerosos apuros al equipo español en el encuentro que ambos conjuntos disputaron hace dos años en el Europeo de Suecia, Austria y Noruega y en el que los de Jordi Ribera se impusieron por 31-25. Bajas que no impedirán a la República Checa presentar un competitivo equipo, que destaca por la fortaleza y contundencia de su entramado defensivo, perfectamente respaldado por el portero Tomas Mrkva.

Los Hispanos inician su asalto al tercer Europeo seguido ante República Checa
Comentarios