viernes 4/12/20
Fútbol | Segunda División

Manu García amarga a la Deportiva

Real Sporting 2 SD Ponferradina 1 El equipo gijonés remontó el gol de Kaxe con un tanto del mediapunta y el inicio de la acción que terminó con el segundo gol asturiano
Pablo Valcarce golpeó el penalti, pero Mariño se lo detuvo. No obstante, Kaxe cogió el rechace y acabó convirtiendo el 0-1 en el minuto 17. AURELIO FLÓREZ
Pablo Valcarce golpeó el penalti, pero Mariño se lo detuvo. No obstante, Kaxe cogió el rechace y acabó convirtiendo el 0-1 en el minuto 17. AURELIO FLÓREZ

Llevaba más de una año sin lograr una remontada el Real Sporting y no lo hacía en casa desde el 19 de marzo del 2017. Tuvo que llegar la Deportiva para que lo lograse. Y fue en el minuto 86 y tras dos rechaces de un despeje, como el segundo gol de A Coruña de la pasada temporada. Así la Deportiva perdía 2-1 un partido que comenzaba ganando y que supone la primera derrota fuera y los primeros goles encajados a domicilio. Pero el cuadro berciano no mereció volver de vacío para El Bierzo. Fue más eficiente en el primer tiempo y por mucho que se diga que el cuadro gijonés fue mejor en el segundo tiempo, hasta que empató en el 66 era la Deportiva la que mandaba, la que tenía el balón (salvo en los primeros cinco minutos) y si no logró el segundo fue porque quizá no se lo creyó o porque le faltó algo de ambición. Estuvo a punto de lograrlo, pero en una acción del mediapunta Manu García, cuando el equipo local no veía ni de lejos a Caro, llegó el empate y cambió el partido. El duelo cambió y al final llegó el tanto de la remontada tras otra jugada del propio Manu García.

Bolo cambió bastante el equipo por la acumulación de minutos. Aun así, el equipo acabó bastante cansado. Yac jugó en el puesto de Paris Adot; Elitim actuó en la mediapunta, pasando Pablo Valcarce al extremo derecho en detrimento de Curro; Gaspar Panadero tuvo su primera titularidad en lugar de Doncel en el extremo zurdo; y Kaxe fue el relevo de un Yuri que no jugó ni un minuto. David Gallego sólo metió un cambio en defensa y otro en el centro del campo. Los dos entrenadores se decantaron por el 4-2-3-1.

El partido empezó con un tiro de Gragera a los 34 segundos que detuvo Caro bien situado. El cuadro gijonés quería marcar el terreno desde el comienzo. Pablo García, el lateral izquierdo, percutía con cierta facilidad y llegaba a 3/4 de campo o incluso casi a línea de fondo para poner el balón. En uno de esos centros encontró la cabeza de Djurdjevic, que remató cerca del poste. La tarjeta que vio Yac a los 12 minutos le condicionó. Igual que la de Erik Morán en el 36. De hecho, quizá el gol del empate no hubiera llegado si estos dos futbolistas no estuviesen amonestados.

Gaspar Panadero fue la grata sorpresa del equipo berciano, posiblemente el mejor hasta que fue sustituido. Él y Elitim, que fue de más a menos, dieron mucha frescura al ataque deportivista. El futbolista cedido por el Cádiz fue un dolor de cabeza para Guille Rosas. Y en una jugada entre los dos, el colombiano ponía un pase interior por el centro del área para Pablo Valcarce, que caía en el área y provocaba el penalti que daría origen al 0-1. Y eso que Pablo jugaba ayer de extremo. Fue el ponferradino el que lanzó. El tiro no fue bueno y lo rechazó Mariño, pero Kaxe, llegando desde atrás, empalmó a los 17 minutos al fondo de las mallas. A partir de ahí, aunque la Deportiva no tiró más a puerta en el primer acto, el conjunto de Bolo se encontró muy cómodo. Aitor García en dos ocasiones y Cumic en otra lo intentaron sin mucho acierto. Y justo antes del descanso llegó la gran ocasión gijonesa. Fue una apertura a la derecha para Pablo García, puso el balón en el segundo palo y Djurdjevic en boca de gol fallaba el empate y mandaba fuera junto al palo.

El cuadro rojiblanco comenzó dominando el segundo período, pero fue un espejismo. Ese dominio le duró cinco minutos. La Deportiva se hizo con el esférico, comenzó a jugar en campo contrario, a robar o a recuperar pronto ante los desplazamientos largos de los locales, que tenían que sacar así el balón por alta presión ejercida por los muchachos de Bolo.

Justo antes de que llegasen los primeros cambios, la Deportiva protagonizó dos acciones destacadas en ataque. En el minuto 53 Elitim ponía casi desde la línea de fondo el balón en el punto de penalti y no llegaba ningún jugador de la Deportiva al remate. Y un minuto después, la más clara para los ayer vestidos de negro. Un centro de Gaspar Panadero al punto de penalti lo remataba Elitim y Babín evitaba el 0-2 en el remate que se iba a colar junto al poste.


Yac Diori fue la novedad en el lateral derecho. AURELIO FLÓREZ

David Gallego introdujo a Pedro Díaz y a Gaspar Campos y Bolo hizo lo propio con Curro, que suplió a Panadero e hizo que Pablo Valcarce cambiase de banda. La Deportiva seguía muy cómoda, tocando el balón, presionando.

En una acción aislada, Cumic encontró hueco tras un pase en profundidad, pero Caro le arrebató el balón de los pies, la acción siguió y el guardameta salvaba el tiro posterior de Djurdjevic.

Cuando parecía estar todo controlado y que nada le iba a pasar al conjunto blanquiazul, llegó el empate. Y ahí sí que tuvieron que ver aquellas tarjetas del primer tiempo. Porque en el minuto 66 Manu García recogía un balón en tres cuartos de campo, algo escorado a la izquierda, y se iba hacia el área. Y se iba muy fácil, porque Yac y Erik Morán no se atrevieron a meter el pie por miedo a irse a la calle -algo habitual para la Deportiva en Gijón- y el mediapunta ingresó en el área con facilidad y cuando le salieron Manu Hernando y Amo ya era demasiado tarde. El 19 del Real Sporting empataba el partido y le daba un cambio radical al mismo. A partir de ahí la Deportiva lo pasó mal e incluso se le notó cansada del trabajo anterior. Ya no robaba, ya no llegaba a la presión y por momentos se veía desarbolada. Las acciones de peligro se sucedieron hasta que en el minuto 86 llegaba el 2-1 en otra jugada desgraciada en cuanto a los rebotes como en el 2º gol encajado en junio en Riazor: pase interior de Manu García a Djurdjevic, salva Caro y el balón le cae a Álvaro Vázquez tras dos rebotes para remachar.

Antes Bolo había tratado de darle oxígeno al equipo con la inclusión de Viedma, Paris Adot, Dani Romera y Doncel.

Manu Hernando tuvo la última ocasión en un tiro de falta que salvó Mariño en el minuto 89.

Negativo

Noticia positiva para la SDP, Ayer Pascanu anunciaba en sus redes sociales que había dado negativo en el test de coronavirus tras pasar la cuarentena.

Manu García amarga a la Deportiva