domingo 26/9/21
Gonzalo Pérez | Jugador del Abanca Ademar

«Quizá mi mayor cambio no ha sido en el juego sino que ahora me lo creo un poco más»

Gonzalo Pérez recibió el sábado el premio como mejor extremo derecho de la anterior Liga Asobal. MARCIANO PÉREZ

Dicen que la necesidad agudiza el ingenio y el año pasado Gonzalo Pérez se vio de pronto ante el precipicio. Era saltarlo o quedarse en la sombra para siempre. Optó por lo primero. Y de pronto, el chaval tímido que no pasaba de promesa se enfundó el traje de líder de un Ademar que ahora comanda junto a Jaime Fernández, su socio inseparable.

—La gente está ilusionándose de nuevo con el Ademar y eso que solo van dos partidos oficiales. El equipo ha sufrido su mayor transformación en años, ¿qué sensaciones vivís dentro del vestuario?

—Este verano salieron once jugadores y para los que nos quedamos sin duda había una gran expectativa. No sabíamos qué iba a pasar ni teníamos muchas referencias de los fichajes. Confiamos en que Manolo (Cadenas) no hubiera fallado el tiro y ahora puedo decir que son gente que aporta mucha ilusión y ganas de aprender. Creo que estamos formando un equipo muy guapo.

—Tal ha sido el éxodo con respecto a la plantilla del pasado año que has pasado de ser uno de los jóvenes a segundo capitán. ¿Te ves preparado para asumir ese rol de ‘veterano’?

—Jaime es el capitán y yo el segundo. Ambos hemos dado un paso adelante. Tratamos de integrarles tanto dentro como fuera de la pista también para que haya vida más allá del balonmano.

Más fichajes
«Yo también creo, como dice Cadenas, que la plantilla es corta, faltan un par de refuerzos»

Un paso adelante
«Mi sensación es que vamos a tener un juego más vistoso este año, veo hambre e ilusión»

—Entiendo que el inglés se ha impuesto como idioma oficial dentro del vestuario...

—Sí porque no controlan muy bien el español y por suerte a Jaime y a mí se nos da bien el inglés así que no hay problema. Aunque Manolo es el primero en que les insiste en aprender castellano cuanto antes.

—Lo que transmite este equipo es mayor ambición, hambre y capacidad goleadora que el del curso pasado.

—Sí, mi sensación es que vamos a tener un juego más vistoso este año. Las combinaciones entre la primera y la segunda línea aparecen más así como el juego con el pivote, las continuidades... es bonito de ver y además como se debe de jugar. La pretemporada nos costó porque apenas sabían las jugadas pero ya contra Barcelona y Antequera lo hemos hecho bien. Tenemos una marcha más que el año pasado, donde quizá esa electricidad en la línea de pase no era tan fluida. La idea de Manolo es ‘pase, pase, pase’ hasta que encuentras el hueco y lo estamos llevando a rajatabla.

—De los fichajes, ¿quién es el que más te ha sorprendido?

—Sobre todo Milosavljevic, Boskos, Liapis y Guilgerme Santista, que parece que lleva toda la vida en el Ademar. La gente ya se nota que le quiere mucho. Su forma de celebrar los goles gusta mucho en León y será uno de los jugadores revelación de la temporada.

Su próximo destino
«En el futuro me gustaría jugar en un equipo que dispute la Liga de Campeones»

Ir con los Hispanos
«Claro que tengo la ilusión de jugar un gran torneo con España, trabajo para ello»

—Cadenas insiste en que la plantilla es muy corta.

—Yo también lo creo. El año pasado estuvimos todo el tiempo con solo un lateral derecho y fue Erwin (Feutchmann) quien asumió ese papel y este año no vendrían mal algunos refuerzos más. Lo ideal sería tener a un par más de fichajes, como nos ha dicho Manolo y más sabiendo que Leandro (Semedo) quizá no esté hasta noviembre.

—La salida de Mario López hace dos temporadas te obligó a dar un paso adelante que quizá no esperabas. ¿Cómo viviste el hecho de saber que, de repente, serías el único extremo derecho del equipo?

—Al saber que se iba Mario y que el club no ficharía a otro jugador para el puesto sino que la apuesta era un canterano como Antonio Martínez tuve mi momento de reflexión y me exigí a mí mismo dar un paso adelante y tener más importancia dentro del equipo.

—¿Sentiste presión?

—Sí, pero por suerte salió bien.

—¿Qué cambiaste; la forma de entrenar, de jugar...?

—Si te digo la verdad no lo sé. En los primeros partidos estaba muy pendiente de hacerlo bien. Me decía ‘por mis narices que me tiene que salir’ pero no me obsesioné con ningún aspecto del juego. Sí me concentré en mejorar pero sobre todo fue el hecho de creérmelo un poco más.

—No es sencillo anotar desde una posición como la del extremos pero la temporada anterior estuviste a un paso de ser máximo goleador de la Liga y en esta de momento vas pichichi. ¿Cómo explicas esa explosión anotadora?

—No es sencillo, no. Pero no es algo que me obsesione, no pienso en ello. Mi idea es ayudar al equipo en todo momento. Si es metiendo tres goles bien y si es con once, mejor. El juego del Ademar también ayuda a los extremos.

—Hay otro Pérez Arce desatado en lo goleador. ¿Echas de menos jugar junto a tu hermano?

—Me ayudó mucho a integrarme en el equipo y cuando se fue lo eché mucho en falta. Aún hoy le echo de menos. Me encantaría jugar con él pero le veo muy bien en Nava, creo que tienen mejor equipo que el año pasado y de momento ya ha metido nueve goles. Ahora se siente importante y tiene continuidad.

—¿Habláis a menudo?

—Sí, solemos hablar todas las semanas.

—Fue uno de los nombres propios que sonaron para regresar al club.

—Sí, pero yo hablé con él y realmente no hubo una oferta en firme.

—Ya eres internacional con España, pero ¿qué te falta para convertirte en un Hispano de los que acuden a los grandes torneos?

—Bueno, creo que el extremo derecho es sin duda el puesto mejor cubierto de la selección, hay jugadores muy contrastados y otros que no han estado ahí y la competencia es máxima. Tengo la ilusión de llegar algún día y trabajo para ello por si se da la oportunidad porque me encantaría.

—¿Hablas habitualmente con Jordi Ribera?

—Sí, viene mucho por León e incluso a los entrenamientos.

—¿Era el BM Logroño uno de los ‘males menores’ del bombo europeo?

—Entre los equipos que había no es de los peores que nos podían tocar. Es un equipo español y la eliminatoria se decidirá por detalles, va a ser muy igualada. Quizá a nosotros nos pilla pronto porque el equipo no está del todo acomodado. Ya lo estamos preparando para llegar al partido de ida mucho mejor. Ellos se han reforzado bien, Dutra es para mí su mejor fichaje. Tienen un ataque fuerte.

—Renovaste por dos años, pero, ¿consideras que merecías un contrato mejor?

—Antes de renovar el pasado año, mi anterior contrato no era el mejor y como en toda negociación hay sus tiras y aflojas, pero ahora mismo estoy satisfecho porque ambas partes llegamos a un acuerdo. Manolo me convenció también porque insistió en que iba a formar un gran equipo. Todo el mundo está muy ilusionado esta temporada.

—¿Dónde te ves jugando en el futuro?

—Pues igual es mucho pedir pero me gustaría en un equipo que juegue la Champions, que al final son doce clubes de toda Europa.

—¿Que el Barcelona esté en la Liga es bueno o malo?

—Sin ellos la Liga sería más vistosa y se vendería mejor. Es triste, pero real, que ya en agosto sepas que la Liga la ganará el Barcelona. Nosotros siempre tenemos la ilusión de vencerles pero son el mejor equipo del mundo.

—¿Quizá la posición más débil del Ademar es la portería?

—No lo creo, Panas hizo buen partido ante el Barça en la Supercopa y Bomastar cambió el rumbo del partido contra Antequera. Es bueno que haya dos porteros que se puedan alternar.

«Quizá mi mayor cambio no ha sido en el juego sino que ahora me lo creo un poco más»
Comentarios