jueves. 11.08.2022

Una relación con la directiva que se enfrió tras no renovarle su contrato un año más

La relación entre Juanín García y la actual junta directiva del Ademar no pasaba por su mejor momento desde hace casi un año. El ya exjugador del conjunto leonés tenía en mente ampliar su contrato con el club una temporada más y después despedirse de la que había sido su casa y el «club de su vida» para colgar definitivamente las zapatillas. Pero la cúpula ademarista tenía otros planes y decidió no renovar al extremo dando prioridad a otras posiciones que necesitaban más fichajes.

Una decisión que sorprendió al máximo goleador de la Asobal y que obligó al club a diseñar contracorriente un sentido homenaje de despedida que para Juanín siempre se quedará entre lo amargo y lo emocionante. Él, tal y como indicó a este periódico, hubiese querido jugar la 2019-20 porque se veía «en forma» y así decirle adiós a la afición y al equipo con el tiempo suficiente para asimilarlo. Cosas del destino, de haber sido así hoy no hubiera podido tener ese partido final ante los suyos por culpa del coronavirus, como les ocurrirá a Carou, Juanjo Fernández, David Fernández o Vieyra, entre otros.

A pesar de no renovar su contrato, la directiva encabezada por Cayetano Franco apostó por él como técnico del filial ademarista y también del infantil. Cargo que asumió con «máxima ilusión» e incluso no descartó el ser segundo de Cadenas tras la salida de Diego Dorado al final de esta campaña siempre y cuando el de Valdevimbre quisiera contar con él. Ahora parece que el mejor colocado es Luis Puertas.

Una relación con la directiva que se enfrió tras no renovarle su contrato un año más
Comentarios