lunes. 05.12.2022

El Abanca Ademar dirime esta tarde su segundo encuentro de la Liga Asobal como local. Y lo hace con el convencimiento de que en el Palacio es donde debe empezar a construir un camino en clave positiva en la competición. Ser fuerte en casa representa mucho en una Liga tan igualada (salvo el Barcelona que apunta a marcar otra temporada como dueño y señor). El Palacio es por tanto, máxime con la posibilidad de que el público pueda regresar en un cierto número (por el momento el 80 por ciento del aforo) a las gradas, un escenario en el que los de Manolo Cadenas deben mostrar sus credenciales. Y más con el devenir de las jornadas en la que los jóvenes y los que acaban de llegar para conformar el nuevo proyecto deportivo puedan dar lo mejor de sí. Una prueba de fuero va a ser esta tarde el Logroño, que en Europa ya cedió aunque fueran los riojanos los que pasaran de fase merced a su resultado de la ida. Ganar sería además una dosis extra de moral para los leoneses de cara a los próximos envites de la Liga Asobal.

El reto de ser fiables en casa
Comentarios