martes 12.11.2019
NACIONAL DE ATLETISMO

Siete podios para la historia

El oro de Sabina Asenjo, las platas de Lugueros y Aláiz y los bronces de Blanca, Ana Vega, Inés Venero y Vielva refrendan el gran momento del atletismo leonés que luce ya como un referente a nivel nacional.
Siete podios para la historia

Siete medallas no se consiguen todos los días. Y menos en un deporte de tanta exigencia como el atletismo y en un Nacional donde no sólo se ventilaba un puesto en el podio, también la oportunidad de sellar el billete para el Mundial de Pekín. Ante ese reto los leoneses demostraron que, a pesar de contar con menos medios y recursos que otras provincias, su talento y ambición está a la altura de los mejores.

Un oro, dos platas y cuatro bronces unidos a otros puestos cercanos al podio convirtieron la presencia leonesa en Castellón en histórica. Nunca se había logrado tal número de preseas. Y eso sin contar con las que sumaban atletas que desde hace tiempo han elegido León para prepararse y que ya se encuentran integrados en la ciudad como Úrsula Ruiz, Toimil, Tobalina...

Los pronósticos auguraban un buen resultado dada la hornada de grandes atletas. Pero es la pista la que dicta sentencia y en esta ocasión fue a todas luces brillante. En la primera jornada ya quedaba patente que el atletismo leonés iba a encontrar un escenario idílico. Las primeras opciones de abrir las puertas hacia los puertos de honor las solventaban con nota Blanca Fernández y Saúl Ordóñez con su pase a la final del 1.500 y 800 respectivamente. Pero la guinda a una noche de elevado calor en Castellón la iba a poner el discóbolo Alejandro Vielva que abría la lata con una actuación excelsa. El pupilo de Burón llegaba al campeonato con la tercera mejor marca y esa fue su posición final tras un concurso casi perfecto. La primera medalla, este de bronce, estaba ya en el zurrón de la delegación leonesa. Y eso que el plato fuerte se esperaba para un domingo de gloria.

Aunque la primera de las opciones se quedaba a las puertas con el quinto puesto de Ordóñez en los 800 en los que hasta la recta final saboreaba el bronce, a la siguiente puesta en escena para los representantes leoneses caía la segunda presea. Lo hacía de la mano de la ‘lions’ Blanca Fernández en los 1.500 metros. La pupila de Villacorta, a pesar de su calidad, eludía verse como una candidata a ocupar uno de los tres primeros puestos. Pero la carrera decía otra cosa. La mejor atleta española sub-23 del pasado año ya en categoría absoluta en el actual se fajaba con las favoritas y en una carrera inteligente lograba el tercer peldaño del podio. León ya tenía dos metales.

Y sin apenas tiempo para el respiro y con Sabina Asenjo construyendo otra obra maestra en el lanzamiento de disco, en el estadio se presentaban las atletas del 5.000. Y con ellas dos leonesas: Nuria Lugueros y Ana Vega. La berciana partía como candidata al oro y lo buscó dominando buena parte de la prueba. Su esfuerzo le reportaba la plata por delante precisamente de Ana que en una carrera inteligente y siempre entre las mejores aprovechaba su consistencia para irse al ataque en la última vuelta y hacerse con el bronce. Y ya iban cuatro (una plata y tres bronces).

Con la noche ya dominando sobre la pista la siguiente alegría llegaba de la mano de Roberto Aláiz que en los 3.000 metros obstáculos vestía su actuación con la medalla de plata. Y con ello también el billete para el Mundial. Además la alegría era doble ya que su amigo y compañero de entrenamientos a las órdenes de Villacorta, Sebas Martos, se hacía con el oro... Y la cosecha aumentaba a cinco.

Pero faltaba la guinda a un Nacional histórico para el atletismo leonés. Y esa la iba a poner la pupila de Carlos Burón, Sabina Asenjo. La berciana, que este año ya había superado el tope nacional en lanzamiento de disco, inmóvil durante 21 años, acudía a Castellón como la reina de esta disciplina. Su reto no era sólo llegar a diez oros, también lograr un billete para el Mundial. Apenas 26 centímetros separaban su deseo de la realidad. Y en un sexto intento espectacular Sabina tocaba la gloria. Ya lo había hecho en otras ocasiones pero en esta con una dimensión mucho mayor. Oro, récord de España y además mínima para el Mundial... y también para los Juegos. La reina del Nacional era ella. Eso sí, a su estela se situaba Inés Venero, otra lanzadora con mimbres para llegar muy lejos que a pesar de su juventud ponía la última nota a una composición perfecta de la orquesta atlética leonesa. Lo hacía con el bronce para elevar a siete las presencias en el podio en Castellón de una delegación que sin duda alguna dejaba su impronta, de una tierra de campeones.

Nuria Lugueros (D) posa feliz con su medalla de plata lograda en el Nacional. DL.

Roberto Aláiz selló en Castellón su presencia en el Mundial de Pekín. SPORTMEDIA.

Blanca Fernández dejó patente su calidad en los 1.500 metros. SPORTMEDIA

Ana Vega (c) firmó una carrera notable en 3.000 obstáculos. SPORTMEDIA.

Inés Venero (I) junto a su compañera de entrenamiento, June Kintana. DL.

Vielva subió al tercer peldaño del podio en la prueba de disco. DL.

Siete podios para la historia