miércoles 19/5/21
Fútbol | Primera División

Trincao paga el rescate

Betis 2 Barça 3 Los culés se llevan el triunfo en los minutos finales gracias a un gran gol del portugués
A los dos minutos de saltar al campo, Messi inició la remontada del Barcelona. JULIO MUÑOZ

Tuvo que aparecer el de siempre (2-3) para remontar y también el que nunca aparece para rematar. Así es el fútbol, con sus certezas, como Messi, y su imprevisibilidad, como Trincao. Al portugués, que costó el pasado verano 30 millones, ya nadie le esperaba en Barcelona. Medio año después de su fichaje, todavía no había marcado un gol. Para el primero escogió el momento más oportuno, el que mantiene al Barça en la pelea por la segunda plaza.

Koeman tiene claras las prioridades. La Copa manda y en el Benito Villamarín dejó en el banquillo a Messi, a De Jong y a Pedri, media columna vertebral del equipo. Que solo faltaban por descansar Ter Stegen y Araujo, pues a los seis minutos el central se marchaba lesionado. Lo que le faltaba al Barcelona antes de medirse al Sevilla y al PSG, perder a su mejor defensa, que se torció el tobillo de apoyo en un despeje. La presión ordenada por Manuel Pellegrini dificultaba la salida del balón, y solo Dembélé con sus escurridizas conducciones lograba romper el entramado verdiblanco. Casi a la media hora, el Barça tendría su única ocasión antes del descanso. Fue en un saque de esquina botado en corto y que terminó con Jordi Alba buscando el centro desde tres cuartos de campo. La jugada de laboratorio, si la hubo, pilló desprevenida a la defensa bética. Perdonó el Barça, pero no el Betis. Fekir armó el contragolpe y encontró a Emerson. El lateral verdiblancose adelantó el balón y despachó a Alba en el esprint para colocar un centro raso perfecto al área pequeña. Borja Iglesias solo tuvo que embocarla, y lo hizo entre las piernas de Ter Stegen.

Al descanso, Koeman introdujo cambios y al verle las orejas al lobo decidió acabar con el descanso de Messi. Ahí se terminó la película del Betis porque el ‘10’ no tardó ni dos minutos en marcar el 1-1. Recibió de Dembélé en la esquina derecha del área y ajustó el disparo seco en la base del palo corto. Imparable para Joel, que poco después evitaría el 1-2 en una picada de Dembélé.

Pero volvería a empatar el Betis esta vez tras cabezazo de Víctor al saque de una falta. Y cuando todo parecía ya abocado al reparto de puntos, Trincao, con un disparo a la escuadra, salvó los muebles de un Barcelona que jugó demasiado con fuego frente a un gran Betis.

Trincao paga el rescate
Comentarios