domingo 22.09.2019

La banca ahonda su ajuste tras destinar 7.000 millones a recortes

La banca ahonda su ajuste tras destinar 7.000 millones a recortes

A la banca le siguen sobrando empleados pese a los procesos de reestructuración laboral de la última década: entre salidas ordinarias (fundamentalmente por jubilaciones) y, sobre todo, tras los procesos puestos en marcha por todo el sector para aliviar sus estructuras, las entidades han reducido un 30% de sus plantillas en la última década. A falta de los datos de todo el sector, los once grandes grupos han cerrado el primer trimestre con unos 161.000 empleados. Lejos quedan los 271.000 de 2008 de las casi 50 corporaciones que había entonces. En todo este tiempo la espada de Damocles de los Ere ha ejercido presión sobre los trabajadores. Por esos procedimientos colectivos, casi 15.000 empleados han abandonado sus puestos en seis años. Lo han hecho con acuerdos y en unas condiciones pactadas con los sindicatos que han supuesto el desembolso de unos 7.000 millones de euros, según los datos conjuntos reconocidos por las entidades que han aplicado las salidas más relevantes: CaixaBank acumula tres Ere (en 2013, 2015 y el anunciado la semana pasada con 2.000 empleados); Bankia (uno en 2013 tras el rescate y otro el año pasado por la integración de BMN); Santander (el que ahora negocia, con 3.700 afectados y el previo, por la integración de Popular); BBVA (al hacerse con Catalunya Caixa) y Sabadell (por la CAM). | colpisa

La banca ahonda su ajuste tras destinar 7.000 millones a recortes