martes. 28.06.2022

Las empresas españolas perciben una evolución más dinámica de su facturación en el segundo trimestre de este año, tras el descenso de los tres primeros meses de 2022, muy condicionados por los efectos de la invasión rusa de Ucrania. Aunque esta recuperación se queda por debajo de las expectativas formuladas a principios de año, según destaca el Banco de España en su ‘Encuesta a las empresas españolas sobre la evolución de su actividad’.

Tras analizar más de 5.500 entrevistas a los negocios que se han ofrecido a ello, el indicador que mide la actividad ha mejorado entre abril y junio «aunque solo ligeramente» en lo relativo a la proporción de empresas que declara estar registrando una mejora de su facturació. En concreto, el porcentaje de encuestados cuyas ventas han crecido en este período es del 29,7%, por encima del 27,1% del trimestre anterior. En cuanto a las perspectivas de corto plazo, algo más de la tercera parte de las empresas de la muestra anticipan aumentos adicionales de su facturación en el tercer trimestre, muy vinculado al verano.

La reactivación económica, aunque ligera, está concentrada en ramas de servicios, como la hostelería y el transporte, beneficiadas por el fin de las restricciones asociadas a la pandemia. En cuanto a los precios y costes, las sociedades encuestadas siguen observando encarecimientos adicionales de sus consumos intermedios, aunque algo inferiores a los del trimestre anterior.

Por ramas de actividad, la facturación empresarial muestra una notable heterogeneidad. En particular, cabe destacar el comportamiento muy favorable de las ramas de servicios, que en el pasado se vieron más afectadas por la pandemia y que ahora se están beneficiando de la eliminación de las restricciones introducidas para contener la expansión de la enfermedad. Así, los mayores avances de la facturación en el segundo trimestre del año se están produciendo en las ramas de la hostelería, el transporte y el ocio, a las que se suma el sector de información y comunicación, que ha mostrado un comportamiento positivo desde el inicio de la crisis sanitaria. Por el contrario, la facturación se estaría reduciendo en la agricultura, la construcción y las actividades administrativas.

Por otra parte, el volumen de empleo en las empresas encuestadas está aumentando en el segundo trimestre del año, aunque, como en el caso de la facturación, algo menos de lo esperado.

Las empresas admiten una ligera mejoría de su actividad este trimestre
Comentarios