domingo. 04.12.2022

«Por una subida salarial justa, contra el empobrecimiento social y el deterioro de los servicios públicos». Los funcionarios salieron ayer a las calles del centro de Madrid en un nuevo pulso al Gobierno ante la reunión que el colectivo mantendrá el próximo miércoles con el Ministerio de Hacienda para iniciar la negociación sobre los sueldos en las administraciones públicas, en el marco de los próximo Presupuestos Generales del Estado (PGE). Pese a la convocatoria a las negociaciones, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) decidió mantener la jornada de protestas, a la que acudieron más de 17.000 personas, según la Delegación del Gobierno, y más de 70.000 según el sindicato. La Policía Nacional y la Guardia Civil también acudieron a la jornada para reclamar la equiparación salarial a las fuerzas de seguridad autonómicas.

El objetivo de los funcionarios es exigir al Ejecutivo una subida salarial «justa» y medidas económicas eficaces como la actualización de los salarios públicos en 2022, con carácter retroactivo, para recuperar el poder adquisitivo que se ha perdido este año por el impacto de la inflación que, según las principales casas de análisis, podría cerrar el año en una media anual del entorno del 7,5%-8%, frente al 2% que los salarios de las administraciones públicas y empresas públicas subieron a principios de 2022. El colectivo exige que se comience a negociar una subida salarial plurianual para compensar el poder de compra mermado desde 2010, «dando así ejemplo al sector privado». Según sus cálculos, esa merma acumulada desde la rebaja de sueldo que se les aplicó en la anterior crisis asciende al 20%.

Los funcionarios salen a la calle para exigir al Gobierno una subida salarial
Comentarios