lunes. 08.08.2022

El Gobierno logra un pacto histórico que cambiará las cotizaciones de los autónomos

Desde enero pagarán cuotas entre 230 y 500 euros, lo que supondrá un ahorro para 2,2 millones de trabajadores y un plus para 800.000

Fumata blanca para el nuevo sistema de cotización de los autónomos. A partir de 2023 este colectivo que hasta ahora elegía cuánto pagar a la Seguridad Social comenzará a cotizar de forma gradual en función de sus ingresos reales. Tras meses y meses de tensas e intensas negociaciones, el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha llegado a un principio de acuerdo con los agentes sociales y las principales organizaciones que representan al colectivo que el martes próximo será aprobado en Consejo de Ministros. Y lo ha hecho fuera del plazo de tiempo acordado con Bruselas, que expiró el pasado 30 de junio, puesto que el ministro en esta ocasión ha dado prioridad a conseguir un consenso amplio.

La última organización en dar su sí ha sido ATA, quien estuvo negociando durante todo el martes para cerrar «algunos flecos» que faltaban y ya en la madrugada de este miércoles anunció su apoyo al texto. «Ha costado pero ahora sí. Hemos alcanzado esta madrugada un preacuerdo con el Ministerio de Inclusión», anunció su presidente, Lorenzo Amor. Su organización y Cepyme ya han votado a favor del nuevo texto y este jueves lo hará Ceoe.

El camino hasta el consenso no ha sido nada fácil y para ello Escrivá ha tenido que ir haciendo una importante serie de concesiones, hasta el punto de que nada tiene que ver la propuesta primera con la definitiva. Finalmente, el Gobierno ha establecido las cotizaciones para los más de 3,3 millones de autónomos para los próximos tres años —en lugar de para nueve, como pretendía en un principio—, con cuotas que oscilarán en 2023 entre los 230 y los 500 euros -frente a los 1.125 euros de máxima que planteó en el inicio-, e irán modificándose gradualmente los siguientes dos ejercicios.

Desde el próximo enero los más de 3,3 millones de autónomos comenzarán a cotizar de forma progresiva en función de sus rendimientos netos, que son los ingresos menos los gastos más la cuota de la Seguridad Social. Además, podrán deducirse un 7% de los gastos los que sean personas físicas y un 3% los societarios sin necesidad de justificarlo. El acuerdo fija las cotizaciones para los próximos tres años en función de 15 tramos en los que cada trabajador por cuenta propia deberá encuadrarse en función de su previsión de facturación.

En 2023 la cuota mínima será de 230 euros, se reduce a 225 euros en 2024 y llega a 200 euros en 2025, 94 euros menos que ahora, con lo que el ahorro anual para los más de 1,3 millones de autónomos que tienen unos rendimientos netos por debajo de los 670 euros puede ascender a 1.127 euros. En el lado contrario, la cuota máxima en enero se elevará a 500 euros, aumentará a 530 en 2024 y se situará en 590 euros en 2025 para los 250.000 emprendedores que facturan más de 6.000 euros al mes. Con este nuevo sistema unos 2,2 millones de autónomos pagarán menos que ahora, cerca de 240.000 mantienen su cotización mientras que 800.000 verán incrementada su cuota hasta casi 300 euros cada mes.

Cada trabajador por cuenta propia deberá escoger su tramo de cotización al inicio de cada año en función de su previsión de facturación, pero podrán ir modificando su cuota.

El Gobierno logra un pacto histórico que cambiará las cotizaciones de los autónomos
Comentarios