lunes 25/10/21

Llega la otra ola... la de impagos

Las cifras hacen que dos de cada tres hosteleros ya asuman que no recuperarán la actividad normal de su negocio hasta finales del año que viene. Se trata de una cifra mucho más pesimista que la del conjunto de las empresas del país, donde el 81% espera haber alcanzado el nivel precrisis a finales de año.

«La incertidumbre sobre la pandemia, las restricciones y los cierres perimetrales están provocando un escenario letal para el sector hostelero, que no encuentra alivio desde el breve respiro del pasado verano», asegura Valentín Bote, director de Randstad Research.

Según sus datos, el 79% de las empresas de comidas y bebidas tienen su actividad muy afectada o detenida, el 47% ha tenido que menguar su negocio y el 31% paralizar la actividad, aunque sea temporalmente. El 71% de estas empresas tiene aún a trabajadores en erte. Las medidas que piden al Gobierno y las comunidades son ayudas directas, exenciones fiscales y prolongación de los erte más allá del 31 de mayo fijado hasta ahora.

Todos estos obstáculos han supuesto que el crédito a la hostelería aumentara casi un 32% en 2020, con un incremento del endeudamiento del sector en solo un año de 8.500 millones de euros hasta rozar los 35.500 millones a cierre de 2020, según el último informe de la consultora AIS Group. Este inmenso volumen de deuda de la hostelería representa el 6,2% del total del crédito concedido a actividades productivas el año pasado, superando más de tres veces el crédito del comercio, y dentro del sector servicios, supone el 8,6%.

Los expertos advierten de que este enorme crecimiento del crédito puede provocar una subida considerable de la morosidad y una ola de impagos que llegará en unos meses cuando se desactiven algunas de las medidas estatales actuales, que están conteniendo las quiebras.

Llega la otra ola... la de impagos