martes 29/9/20

Nissan cede a su socio Renault la fabricación de coches en Europa

La decisión llega un día antes de que el grupo japonés decida el futuro de la planta catalana
Imagen de la concentración de los trabajadores de Nissan en Barcelona. ALEJANDRO GARCÍA
Imagen de la concentración de los trabajadores de Nissan en Barcelona. ALEJANDRO GARCÍA

La alianza automovilística Renault-Nissan-Mitsubishi ha dado un golpe sobre la mesa que puede retumbar este jueves en la fábrica que la compañía japonesa tiene en Barcelona, y cuyo futuro es oscuro. El conglomerado presentó ayer su nueva estructura operativa en la que se contempla ceder el liderazgo a cada una de sus marcas en cada territorio, país o continente, donde serán la referencia de cada familia de modelos. En el caso de Europa, Renault liderará esa estrategia en detrimento de Nissan.

El anuncio llegó apenas 24 horas antes de que la automovilística nipona presente su plan estratégico en el que podría incluir la clausura de la instalación de la Zona Franca de Barcelona, donde Nissan emplea a unos 3.000 trabajadores de forma directa y otros 20.000 de forma indirecta. La plantilla de esa planta se encuentra en huelga indefinida desde el pasado 4 de mayo ante las dudas sobre su futuro.

«Futuro en España»

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, considera que Nissan «tiene futuro en España». Para evitar su clausura, el Gobierno trabaja junto con la dirección de la compañía japonesa en un plan de inversiones para garantizar la viabilidad de sus plantas.

Pero la plantilla de Nissan ya sabe que el nuevo modelo de negocio de la alianza franconipona busca establecer nuevas formas de colaboración entre las tres enseñas del consorcio y también reforzar la competitividad, al tiempo que se reducen costes y aumenta la eficiencia. A través de este modelo, Renault-Nissan-Mitsubishi ha dividido en regiones sus operaciones mundiales, con el fin de que cada una de las compañías centre su operativa en su región de referencia y que sirva de guía para el resto en dicha zona. La marca referencia en China, Norteamérica y Japón será Nissan, mientras que Renault liderará -además de Europa-, América del Sur, Rusia y Norte de Africa.Mitsubishi se queda como operador en Oceanía y sudeste asiático.

El presidente de la corporación, Jean-Dominique Senard, ha afirmado que la alianza es una asociación estratégica y operativa «única en el mundo del automóvil», que aporta ventajas en un entorno de constante cambio. «El nuevo modelo de negocio permitirá a la alianza sacar el máximo partido de los activos y las capacidades de cada empresa. Las tres compañías de la alianza cubrirán todos los segmentos y tecnologías de vehículos, en todas las geografías, en beneficio de cada cliente, al tiempo que aumentan su competitividad respectiva, rentabilidad sostenible y responsabilidad social y ambiental», explicó este miércoles.

Ahorro de inversiones Con esta reorganización, las tres firmas aplicarán el esquema ‘líder-seguidor’, a través del que se designa a una empresa que encabeza un proyecto y en el que las otras se suman. Esta medida permitirá reducir un 40% las inversiones necesarias para el lanzamiento de nuevos vehículos.

Nissan encabezará la renovación de la gama todocamino del segmento C a partir de 2025, mientras que Renault hará lo propio con la actualización de los todocaminos del segmento B en Europa.

En América Latina, las plataformas de productos B se racionalizarán, evolucionando de cuatro variantes a una sola para los productos Renault y Nissan. Esta plataforma se producirá en dos plantas, cada una de las cuales fabricará tanto para Renault como para Nissan.

La marca japones liderará la conducción autónoma, y Renault lo hará en lo referente a la arquitectura de vehículos electrificados.

Nissan cede a su socio Renault la fabricación de coches en Europa