miércoles 30/9/20

Sólo 200.000 turistas extranjeros llegaron a España y dejaron 133 M€

La apertura de fronteras no consigue frenar el desplome, cada visitante gastó un 40% menos
Turistas ayer en Gijón. ALBERTO MORANTE

El pasado 21 de junio finalizó el estado de alarma y las fronteras se abrieron al turismo nacional e internacional, sobre todo europeo. Después de tres meses de confinamiento, hoteles y restaurantes pudieron volver a abrir, aunque sabían que no tendrían los ingresos del año anterior, cuando llegaron a España casi 84 millones de turistas extranjeros.

Sin embargo, la llegada de visitantes no fue la esperada. La entrada de turistas extranjeros en España descendió un 97,7% hasta sumar solo 204.926 personas en junio, según los datos difundidos este lunes por el INE, frente a los 8,8 millones del año pasado. Como consecuencia, el gasto también se desplomó un 98,6% en comparación con el mismo mes del año pasado, hasta solo ingresar 133 millones de euros frente a los 9.696 millones de 2019.

Aún así, los datos son ligeramente más positivos que los de abril y mayo, cuando la clausura total del turismo provocó caídas históricas del 100% en estas encuestas del INE. En marzo, cuando la crisis del coronavirus estalló en Europa, la llegada de turistas cayó un 64% respecto al mismo mes del año pasado, mientras que en febrero había subido un 1%.

Francia es el principal país emisor de turistas, ya que tres de cada diez visitantes proceden del país vecino. Aún así, supone un desplome del 93% respecto a junio del año pasado ya que llegaron menos de 65.000 franceses. Le sigue Alemania, con 33.700 personas, lo que supone un descenso aún mayor, del 97,4% respecto a las cifras de junio de 2019. Lo mismo ocurre con Países Bajos, con solo 12.300 llegadas, un 97% menos.

AUSENCIA DE BRITÁNICOS

Pero los desplomes más importantes se dieron entre los visitantes británicos y de países nórdicos. Los turistas de Reino Unido, históricamente principal país emisor, solo sumaron 8.400 visitantes, un 99,6% menos que el año pasado. Por su parte, desde los países nórdicos llegaron menos de 4.000 personas, un 99,2% menos que en junio de 2019.

El principal destino de estos turistas en junio fue Cataluña, con el 38% del total de las llegadas. Aún así, solo llegaron 76.600 personas, un 96,5% menos que el año pasado, la mayoría desde Francia, con casi la mitad del total de los visitantes. Es importante observar cómo evoluciona este dato en los meses de julio y agosto debido a los rebrotes que han afectado en gran parte a esta comunidad y por los que Francia estuvo barajando la posibilidad de cerrar su frontera con Cataluña.

En preferencia de destinos le sigue la Comunidad Valenciana (15%) y Baleares (14%), aunque también con desplomes superiores al 96% respecto a junio del año pasado. A la Comunidad Valenciana sobre todo llegaron franceses, mientras que a Baleares fueron alemanes e italianos. En la Comunidad de Madrid el turismo internacional cayó un 97%, en Andalucía un 99% y en Canarias un 99,8%.

Y a menos visitantes, menos ingresos. El gasto total de los turistas internacionales que visitaron España en junio cayó un 98,6% respecto al año pasado hasta sumar solo 133 millones de euros. Pero el descenso en los ingresos no se debe sólo a que llegan menos visitantes, sino a que los que lo hacen gastan menos. Así, el gasto medio por turista se situó en 651 euros, lo que supone un descenso del 40%. Diariamente, el gasto medio baja un 30% hasta los 114 euros.

El recorte del gasto se debe, según fuentes del sector, tanto a una menor oferta de actividades turísticas como excursiones, deportes acuáticos o bares, restaurantes y discotecas cerradas en algunas zonas, como a que los empresarios españoles han tenido que ajustar los márgenes bajando los precios para atraer a más turistas después de dos meses a cero.

Sólo 200.000 turistas extranjeros llegaron a España y dejaron 133 M€