jueves. 30.06.2022

La UE recorta el crecimiento de España hasta el 4% y el IPC al 6,3

La española será la cuarta economía en crecimiento dentro de Europa para este ejercicio
                      Nadia Calviño, vía telemática, en las jornadas del Cercle de Economía en Barcelona. QUIQUE GARCÍA
Nadia Calviño, vía telemática, en las jornadas del Cercle de Economía en Barcelona. QUIQUE GARCÍA

La Comisión Europea calcula que la economía española crecerá un 4% en 2022, lo que supone un recorte de un 1,6% en comparación con la estimación que hizo en febrero y duplica su previsión de repunte de la inflación hasta el 6,3% para el presente ejercicio, frente al 2,8% estimado a principios de año, en las que son las primeras previsiones económicas del ejecutivo comunitario desde el estallido de la guerra.

«La previsión de crecimiento para España es, considerando las circunstancias, bastante fuerte», señaló el comisario de Economía, Paolo Gentiloni, en una rueda de prensa en la que se refirió al «impacto positivo» de la implementación temprana de algunas medidas conectadas a los Fondos de Recuperación y de la reapertura de la economía y del sector turismo.

La actualización de las previsiones económicas del Ejecutivo comunitario apuntan a un rebote del Producto Interior Bruto (PIB) de España del 4% en 2022, lo que situará a la economía española como la cuarta en crecimiento del conjunto de la UE en el presente ejercicio, sólo superada por Irlanda, Malta y Portugal, el Estado miembro que registrará un mayor crecimiento.

Gentiloni hizo hincapié en que la recuperación económica en España no ha alcanzado todavía los niveles prepandemia, igual que tampoco lo han hecho otros siete Estados miembro, entre ellos Italia o Alemania.

Para 2023, Bruselas estima un repunte del PIB de España del 3,4%, hasta un punto porcentual menos de lo previsto a principios de año y el pasado noviembre, lo que retrasará la recuperación de los niveles económicos prepandemia hasta mediados de 2023, según ha señalado en su análisis la Comisión Europea.

La estimación de crecimiento del 4% para 2022 se sitúa 0,3 puntos porcentuales por debajo de las previsiones de crecimiento presentadas por el Gobierno español hace dos semanas y en línea con las estimaciones de 2023, que el Ejecutivo español cifró en un 3,5% para 2023.

La Comisión Europea destacó que el turismo ha sido el motor de la economía española desde el verano de 2021 y que el crecimiento económico se acelerará a partir del tercer trimestre del 2022, gracias a las inversiones del Plan de Recuperación así como a la recuperación del consumo.

En paralelo, el consumo se verá aupado por la recuperación del mercado de trabajo y los niveles de ahorro alcanzados durante la pandemia.

El crecimiento estimado para la economía española se sitúa por encima de la media comunitaria y de la eurozona, cifrada en ambos casos en el 2,7% para 2022 y el 2,3% para 2023.

Estas previsiones se enmarcan en un escenario de crecimiento de precios impulsado por el coste de la energía tras la invasión militar rusa de Ucrania. Así, Bruselas ha duplicado la previsión de crecimiento del índice de precios al consumo en España para 2022 respecto a las proyecciones de principios de año, hasta 6,3% una cifra ligeramente por encima con los niveles de la zona euro y por debajo de la media comunitaria del 6,8%.

«Se prevé que la inflación alcance su punto máximo a mediados de 2022 y una media del 6,3% en 2022», ha señalado el Ejecutivo comunitario en su análisis, en el que ha apuntado a un deterioro del poder adquisitivo de los españoles por el alza de precios lo que propiciará que el consumo se mantenga en niveles inferiores, todavía, a los de la pandemia.

Bruselas señala que el alza de los precios de la energía en España ha sido más rápida que en otros países de la zona euro, lo que puede tener consecuencias en sectores como el transporte, la construcción o la industria electrointensiva y, en paralelo, podría afectar al consumo privado.

Para 2023, la inflación en España se contraerá hasta el 1,8%, lo que supone en todo caso, 0,7 puntos porcentuales más que lo proyectado en febrero, y por debajo de la media de la eurozona y de la Unión Europea, en donde se situará en el 2,7% y el 3,2%, respectivamente.

En su análisis, la Comisión Europea señala que espera que la recuperación económica continúe en España a pesar del impacto de la guerra de Ucrania, apoyándose en las inversiones del Plan de Recuperación así como en el repunte de la actividad del sector turístico.

El mercado laboral se mantendrá «fuerte», según las previsiones de Bruselas que sitúa la tasa de desempleo en España en su nivel más bajo desde 2008, en el 13,4% para 2022 y el 13% para el siguiente ejercicio. Unas proyecciones por encima de lo estimado por el Gobierno, que prevé que la tasa de desempleo caerá al 12,8% este año y el 11,7% en 2023.

En un paso más, Bruselas estima que la tasa de crecimiento del empleo se situará en España en el 2,8% en 2022 y el 1,1% en 2023, por encima de los niveles de la media comunitaria y de la zona euro, previstos en ratios en torno al 1,2% para 2022 y 0,7% para 2023.

La UE recorta el crecimiento de España hasta el 4% y el IPC al 6,3
Comentarios