viernes 20/5/22

La Democracia española arrastra lamentablemente un desequilibrio del poder real por el reparto de escaños que privilegia a los territorios con partidos nacionalistas. Quizá por ello, se ha generado en los últimos tiempos una efervescencia de partidos de tinte localista, especialmente tras el éxito alcanzado por Teruel Existe. Ahora, de cara a las autonómicas del 13-F está la duda sobre el éxito que puedan lograr las plataformas de la España Vaciada después de que ya está confirmada su presencia en cuatro provincias de Castilla y León.

Con este debate de fondo, el presidente de la autonomía y candidato a la reelección por el PP, Alfonso Fernández Mañueco, aprovechó para atacar a La Moncloa y aventuró que no va a aceptar «la política de Sánchez de apoyos por privilegios», ni permitirá que Castilla y León se convierta en «un mercado persa». Al presentar anoche en Palencia su candidatura aseguró: «Nos tenemos que plantear esto como la primera vuelta de las elecciones municipales y de las generales para que un palentino —en referencia a Pablo Casado— llegue a la Moncloa». Y defendió que él no admite chantajes y que no va a «aceptar la política de Sánchez de apoyos por privilegios, eso conmigo no funciona, no vamos a convertir a Castilla y León en un mercado persa».

Sin mercado persa
Comentarios