sábado. 25.06.2022

El Consejo Político de Unión del Pueblo Navarro (UPN) aprobó ayer de forma mayoritaria que los diputados nacionales Carlos García Adanero y Sergio Sayas entreguen sus actas tras incumplir la disciplina de partido y votar en contra de la reforma laboral. En caso de que no lo hagan, como ambos han avanzado, se iniciarán los expedientes de expulsión de la formación.

El 80% de estos 232 representantes del Consejo Político secundaron la decisión de su comité directivo, el 15% votó en contra, un 3,75% en blanco y el 0,62% de los votos fueron nulos.

«La gravedad de la actitud de los dos diputados, no sólo por su falta de disciplina, sino también por la ocultación de su voto final a votantes, afiliados, cargos, ejecutiva y dirección del partido, todo ello, además, con premeditación, ha causado un daño de incalculables consecuencias, tanto en el propio partido como en sus dirigentes, algo que ha puesto en jaque nuestra credibilidad y fiabilidad», dice acuerdo adoptado por el Comité Ejecutivo.

«El valor de la palabra dada siempre ha acompañado a UPN desde su nacimiento y es nuestra seña de identidad. Todo esto nos obliga a ser contundentes en defensa del interés y el respeto de nuestro partido y nuestros votantes», añade

García Adanero y Sayas estuvieron ayer en el Consejo Político de UPN en Pamplona. El primero afirmó a su salida que «es evidente que la dirección está deseando expulsarnos», pero afirmó que «seguimos confiando en los órganos» tras 35 años como militante. «Lo hice por dignidad y libertad», justificó por su parte Sayas, que consideró que UPN no podía convertirse «en el felpudo de Pedro Sánchez». El joven diputado fue, precisamente, quien disputó a Javier Esparza la presidencia del partido en 2020. Perdió con el 42% de los votos con una participación del 67% del censo (1.774 afiliados).

El 80% del Consejo de UPN exige las actas a los diputados traidores
Comentarios