domingo. 03.07.2022

El Cuco confiesa 11 años después: engañó a los jueces

Su mentira sobre el crimen de Marta del Castillo permitió absolver a tres acusados
                      El Cuco y su madre, Rosalía García, sentados ayer en la sala del juzgado de lo penal 7 de Sevilla. JULIO MUÑOZ
El Cuco y su madre, Rosalía García, sentados ayer en la sala del juzgado de lo penal 7 de Sevilla. JULIO MUÑOZ

Francisco Javier García, ‘El Cuco’, y su madre Rosalía García reconocieron ayer que mintieron en su declaración ante el tribunal de la Audiencia de Sevilla que juzgó en octubre de 2011 el crimen de Marta del Castillo por un delito de asesinato, y cuyo cadáver continúa sin aparecer. Unos hechos por los que fue condenado únicamente Miguel Carcaño, que cumple 21 años de prisión, y absueltos otros tres acusados: su hermano Javier Delgado, la novia de éste, María García, y al amigo del asesino confeso, Samuel Benítez.

En una vista celebrada en un juzgado de lo Penal de Sevilla para dirimir si hubo falso testimonio, ‘El Cuco’ —condenado por encubrimiento a tres años de internamiento en régimen cerrado cuando eran menor— admitió que engañó a los jueces al decir que no estuvo en el piso de la calle León XIII la noche del 24 de enero de 2009, el lugar donde murió Marta del Castillo. Entonces, testificó que estuvo de fiesta, bebiendo, y luego se fue a dormir a casa, una coartada que respaldó su madre, que lo vio acostado en la cama y que, incluso, le dio un beso.

Sin embargo, madre e hijo confesaron ahora el falso testimonio y reconocieron el escrito de acusación de la Fiscalía, que reclama penas de ocho meses de prisión par ambos. La jueza permitirá que comparezcan sólo los padres de la joven sevillana para que pueda valorar y cuantificar económicamente el daño moral. Por estas mentiras la familia de Marta del Castillo reclama para ‘El Cuco’ y su madre dos años de cárcel y una indemnización de 10.000 euros.

La fiscal manifestó la necesidad de conocer «por qué mintió» el acusado en el juicio de 2011, si «faltó a la verdad en todos los hechos» o si «elaboró su relato en connivencia con sus padres», entre otros aspectos. La jueza, no obstante, no accedió a no tener en consideración tales preguntas, explicando que ante la decisión de los acusados de reconocer en bloque el escrito de acusación de la Fiscalía y no contestar a las partes, «es normal que surjan muchas preguntas». Pese a ello, la magistrada admitió que se trata de un caso «muy dramático que tiñó de luto a España entera» y reconoció que no es posible desligar plenamente el juicio celebrado en 2011 de la vista actual y que continuará hoy.

El Cuco confiesa 11 años después: engañó a los jueces
Comentarios