martes 26/10/21

Desarticulan una célula yihadista que se preparaba para atentar en España

La Policía Nacional detiene a cinco personas en Madrid y Barcelona en la operación Arbac
                      La Policía Nacional, en una operación antiyihadista. BIEL ALIÑO
La Policía Nacional, en una operación antiyihadista. BIEL ALIÑO

La Policía Nacional ha desarticulado una célula yihadista que estaba preparada para atentar en España, tras detener a sus cinco integrantes en Barcelona y Madrid. Los agentes de la Comisaría General de Información lideraron la operación Arbac, que se inició el pasado enero tras el arresto de otros tres terroristas en la capital catalana.

El grupo, según la Policía, estaba encabezado por un individuo al que denominaban Sheikh (Jeque), quien ya fue detenido en el año 2016 en Turquía cuando intentaba entrar en zona de conflicto para unirse a la organización terrorista Daesh.

Tras aquel dispositivo, los investigadores localizaron al cabecilla del grupo, solo unos meses después, entrenando en España y comprobaron cómo entró en contacto con el resto de sospechosos, ahora detenidos. La operación se precipitó ahora al detectar que uno de los integrantes de la célula yihadista estaba realizando gestiones para comprar un fusil kalashnikov. Durante los registros de tres viviendas de los sospechosos y una celda de una prisión catalana, los agentes localizaron machetes y munición de calibre 9 milímetros. Bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción 6 y la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, la operación ha sido realizada por la Comisaría General de Información y la Brigada Provincial de Información de Barcelona. Además, dispusieron del apoyo de la Brigada Provincial de Información de Girona, el CNI, el Federal Bureau of Investigation (FBI) de Estados Unidos, la Agencia de Policía Europol y los servicios de seguridad de Argelia.

Arbac arrancó en enero cuando los agentes detectaron la entrada en España de un presunto miembro de Daesh. Tras varias gestiones dos libios y un marroquí, que formaban parte de una célula de «especial peligrosidad», fueron detenidos a principios de año. Dos de estos detenidos habían viajado a Siria para unirse a las filas del Estado Islámico. Este perfil, según los investigadores, es siempre el que reviste mayor riesgo, ya que regresan de zonas donde ya han perpetrado ataques violentos, tras recibir, en muchas ocasiones, entrenamiento militar. Los arrestados contaban con la ayuda de un sujeto que, desde Argelia, coordinaba las medidas de seguridad de los recién llegados a España para no ser detectados por los Servicios de Seguridad. Tiraron del hilo y llegaron al Jeque y de él a los nuevos arrestados ahora.

Desarticulan una célula yihadista que se preparaba para atentar en España
Comentarios