domingo. 26.06.2022

El desencuentro entre Argelia y España con repercusiones en el ámbito comercial es un asunto que compete a la Unión Europea porque implica una vulneración del Acuerdo de Asociación con este bloque, defendió este domingo la ministra española de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

«Esto no es con España, sino con la Unión Europea, porque se vulnera el Acuerdo de Asociación, que es un acuerdo comercial», declaró aye— la ministra tras su participación en la sesión inaugural de la XII Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en Ginebra.

Sostuvo que su ministerio está en comunicación con las empresas españolas que podrían estar afectadas por la suspensión unilateral del Tratado de Amistad con España y las domiciliaciones bancarias para el comercio exterior a causa del apoyo de España a la propuesta marroquí de autonomía sobre el Sáhara Occidental.

«Estamos trabajando con nuestras empresas para ver si se ha recuperado una normalidad que nosotros entendíamos que se había quebrantado», reconoció. Ahora su despacho espera verificar —tras el fin de semana en el que no se han realizado operaciones— si la normalidad ha retornado.

Si esto no ha ocurrido, agregó, se tendrá que tomar en cuenta que el Acuerdo de Amistad suspendido por Argelia «claramente no tiene que ver con el comercio», que en cambio entra en el ámbito del Acuerdo de Asociación con la UE.

«La UE sí ha constatado que podría haber vulneración al Acuerdo de Asociación y sí que le compete a la UE el tomar medidas de represalia», aclaró Maroto.

«Damos tranquilidad de que las importaciones de Argelia, sobre todo de gas, no están afectadas por este desencuentro», recalcó, tras comentar que se está evaluando el impacto en las exportaciones de España a Argelia.

«Esto no es con España, esto es con la Unión Europea»