miércoles. 06.07.2022

No será de hoy para mañana. El Gobierno se da dos semanas, hasta el 29 de este mes, para alcanzar un «gran pacto de país» que permita hacer frente a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania y diez días, hasta el Consejo Europeo de los días 24 y 25, para convencer a los aliados de la UE de que ha llegado el momento de hacer lo que hasta hace semanas rechazaban: una intervención en el mercado energético para impedir que el precio del gas, disparado, condicione el de la electricidad. En el Ejecutivo creen que ahora es posible conseguir una cosa y la otra, a pesar de las reticencias de algunos países europeos y de las palpables tensiones que el nuevo escenario ha desatado no ya solo con la oposición sino entre los propios socios de la coalición. «Efectivamente, creemos que esta vez el acuerdo se va a dar, la situación es tan inédita, histórica, que no estar sería, precisamente, un error histórico», afirmó ayer, en concreto sobre el PP, la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, en su habitual comparecencia tras el Consejo de Ministros. Pero, además, a pesar de que 2024 es el horizonte fijado por la Alianza Atlántica para cumplir la meta, el Ejecutivo se cuida mucho de hablar de fechas.

Pedro Sánchez busca al PP para «un pacto de país»