miércoles. 10.08.2022

Pedro Sánchez solivianta a la banca con el impuesto para recaudar 3.000 millones

El anuncio del tributo, que se une al previsto para las energéticas, hace perder 5.200 M€ al sector financiero en Bolsa

El as en la manga que se guardaba el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para el Debate sobre el estado de la Nación era un inesperado impuesto sobre las ganancias extraordinarias de la banca española.

Tras anunciar hace tres semanas, en el marco del Consejo de Ministros que aprobó el segundo plan anti-crisis, que el Ejecutivo trabajaba en un tributo sobre las energéticas y sus ganancias extraordinarias, Sánchez apuntó también al sector financiero. Y lo hizo con la excusa de que las subidas de tipos de interés que ya se están produciendo —el euríbor ha repuntado hasta el 1% y el Banco Central Europeo elevará el precio oficial del dinero el próximo 21 de julio para aplacar la inflación— generarán más ingresos para los bancos. Y tienen que asumir su idea de «arrimar el hombro», dijo, para hacer frente a esta crisis, como viene pidiendo a las eléctricas en el último año.

BATACAZO EN LA BOLSA

El anuncio del presidente del Gobierno tiene que plasmarse ahora en una proposición de ley, que será tramitada en los próximos meses, por el que el nuevo tributo se pondrá en marcha el 1 de enero de 2023. Será con efecto retroactivo para las ganancias generadas ya durante este año, así como durante el próximo.

El Ejecutivo prevé recaudar unos 1.500 millones de euros por cada ejercicio. En los dos que va a estar vigente la medida, supondría 3.000 millones. Sánchez recordó que en 2021 los cinco grandes bancos ganaron 20.000 millones de euros, un 45% más que en 2020. Sin embargo, las patronales CEOE y Cepyme apuntaron que esta medida «no supone una solución real» a la inflación. Y recordaron que el conjunto de las empresas han visto recortados en 7.000 millones de euros sus beneficios en lo que va de año.

Nada más conocer el anuncio, las acciones de los grandes grupos bancarios se desplomaron en la Bolsa. Y la sangría prosiguió toda la jornada, hasta llegar a perder 5.230 millones de euros en capitalización bursátil: CaixaBank perdió un 8,6% en su peor sesión desde marzo de 2020, en pleno estallido de la pandemia; Sabadell cayó un 7,4%, Bankinter un 5%, y BBVA y Santander cedieron un 3,5%.

El sector financiero no quiere pronunciarse por ahora hasta conocer los detalles, según apuntan fuentes de CECA. «La subida de tipos supone una normalización de la política monetaria y no podemos anticipar su impacto neto en los balances», indican. Y recuerdan, además, que «es una medida que no contribuye a armonizar los regímenes fiscales dentro de la Unión Bancaria». Otra patronal, la AEB, destacó «la improvisación jurídica» en que opera el sector, al indicar que «distorsiona el mercado».

Más allá del nuevo impuesto a la banca, el resto de medidas económicas que ayer anunció Sánchez en el discurso del debate pasan por estas otras acciones:

— Tributo por ganancias extra. El presidente del Gobierno ya lo había anunciado, pero ayer cuantificó la previsión de recaudación del nuevo impuesto a las energéticas: 2.500 millones de euros al año en 2023 y 2024 para los beneficios obtenidos en 2022 y 2023. Al presentar el decreto de junio, Sánchez señaló que este tributo, no incluido así en el decreto de medidas anticrisis aprobado aquel sábado, buscaba «garantizar un reparto justo de recargas» y «sintoniza con la opinión pública, con las medidas adoptadas por otros países del entorno y atiende a recomendaciones de la OCDE, la UE y el FMI». El conjunto de las grandes eléctricas ganó en 2021 unos 10.000 millones. Desde Aelec (que integra a varias eléctricas) consideran que «no solo no hay beneficios extraordinarios», sino que, además, «la crisis actual está reduciendo los resultados de las empresas eléctricas».

—Gratuidad de trenes. El Gobierno bonificará el 100% de todos los abonos de viajes de los trenes de Renfe que cumplen con servicio público obligatorio: Cercanías en los grandes núcleos urbanos (Rodalies en Cataluña) y trenes de Media Distancia. Hasta ahora, esa bonificación era del 50% pero la ha generalizado en aras de fomentar el uso del transporte público frente al uso privado del vehículo ante los altos precios de los combustibles. El último Presupuesto General del Estado, en vigor este año, dotará con algo más de 1.400 millones de euros a la Obligación de Servicio Público que tiene Renfe precisamente en estos trenes de Media Distancia (los que cubren trayectos inferiores a 300 kilómetros) y Cercanías (núcleos urbanos).

—Vivienda y becas. Sánchez anunció el desbloqueo de la Operación Campamento. Se trata de un gran área militar de Madrid en desuso, propiedad del Ministerio de Defensa, donde el Ejecutivo pretende construir hasta un 60% de viviendas públicas. Por otra parte, aprobará una ayuda extraordinaria de 100 euros al mes para los estudiantes mayores de 16 años que ya tienen beca concedida para mejorar sus condiciones.

—Ahorro energético. Pedro Sánchez ha abogado por primera vez en público por aplicar medidas como «incrementar el teletrabajo, y el transporte público», así como «bajar la temperatura de la calefacción o subir la del aire acondicionado». Se trata de, según ha comentado, «acciones que nos permitan defender nuestros valores y nuestro modo de vida. Podemos hacerlo y lo vamos a hacer», insistió.

Pedro Sánchez solivianta a la banca con el impuesto para recaudar 3.000 millones
Comentarios