sábado. 04.02.2023
Acebes culpa a los socialistas de haber guardado silencio ante las agresiones a sus ministros

PSOE y PP se acusan de sacar rédito político de las víctimas del terrorismo

Irene Villa -derecha -y otras víctimas de ETA, durante la manifestación del pasado sábado
Sólo han pasado diez días desde que Zapatero y Rajoy sellaron el pacto que decían abría un nuevo tiempo político y ya ha vuelto el enfrentamiento entre el PP y el PSOE. Este rebrote de la crispación se ha debido a las agresiones que sufrió José Bono en la manifestación convocada por las Asociación Víctimas del Terrorismo. Socialistas y populares se lanzaron ayer acusaciones y se culparon mutuamente de intentar sacar réditos políticos de lo sucedido el sábado en Madrid. José Blanco daba a entender que era el resultado del uso partidista de la lucha antiterrorista que hizo el Gobierno de Aznar. Por su parte, Ángel Acebes incidía en que el Ejecutivo cometió un grave error al no obligar a Peces-Barba a acudir a la manifestación y acusaba al PSOE de guardar silencio cuando sus ministros fueron agredidos y sus sedes acosadas. Por su parte, el Alto Comisio-nado afirmaba en un comunicado que las víctimas «no pueden ser utilizados como medios, ni como armas arrojadizas contra unos enemigos inventados». Derecha extrema Blanco pidió que se investigue si «quienes golpean e insultan», pertenecientes a «la derecha más extrema» -«que no es lo mismo que la exterma derecha», dijo-, tienen relación «con algún grupo político», en una clara alusión al PP. Tan evidente como su llamamiento para se eviten los «discursos extremistas que fomentan el enfrentamiento entre los españoles, ya sea por su ideología o por la comunidad autónoma donde viven». También exigió que no se utilice el dolor de las víctimas para «intentar sacar réditos políticos, porque todos los partidos estamos en el mismo barco en la lucha antiterrorista», lo que dio a entender que está haciendo el primer partido de la oposición. En ese sentido le reclamó, en esta ocasión llamándole por su nombre, que «no incurra en los errores del pasado, que no intente apropiarse del barco y echarnos por la biorda a los demás». El socialista aseguró en la rueda de prensa posterior a la reunión de la Ejecutiva que las agresiones «no fueron casuales» e instó a la Asociación Víctimas del Terrorismo, organizadora de la manifestación, a que ayude a la policía a identificar a los violentos. Ángel Acebes condenó lo su-cedido, pero acusó al Gobierno de falta de generosidad con las víctimas por no haber enviado a Peces-Barba a la concentración y de tratar de extender el comportamiento de una minoría a todos los asistentes. Asimismo, recordó que su partido no ha devuelto al PSOE el «silencio» que mantuvo cuando sus dirigentes (Rato y Piqué) fueron insultados. Gregorio Peces-Barba se reunirá por separado con las dos principales asociaciones de víctimas del terrorismo para atajar lo que considera intentos de manipularlas políticamente. Mañana lo hará con la Asociación Víctimas contra el Terrorismo, que encabeza José Alcaraz, y el jueves con la Asociación Afectados 11-M, cuya portavoz es Pilar Manjón. El Alto Comisionado aseguró ayer en un comunicado que lo sucedido en la manifestación del sábado pone de manifiesto «manipulaciones políticas e ideológicas» de este tipo de convocatorias. Reitiró su decisión de no acudir a este tipo de actos «no unitarios» en el que «la buena fe» se puede ver vulnerada.

PSOE y PP se acusan de sacar rédito político de las víctimas del terrorismo
Comentarios