viernes 05.06.2020

Restaurar el bloque de investidura después de que acabe la alarma

Cinco prórrogas del estado de alarma después, el bloque de la investidura está resquebrajado. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha propuesto restaurarlo para afrontar el resto de la legislatura.

Fuentes conocedoras de las negociaciones de las prórrogas han precisado que los contactos de la dirección del grupo socialista (en concreto de la portavoz, Adriana Lastra) con algunas de las formaciones que auparon a Sánchez a La Moncloa se retomaron después de la votación del miércoles.

No se trata de preparar el camino para una sexta prórroga, pues ninguna fuente aventura aún si llegará la petición del Gobierno, sino de intentar que el sector de la investidura, el que se fraguó en enero, no se rompa del todo.

El Gobierno mantiene la idea de avanzar en su agenda legislativa en cuanto lo permita la lucha contra la pandemia, y para ello quiere apoyarse en los grupos y partidos que propiciaron la continuidad de Sánchez.

Hasta entonces, el grupo socialista manejará un objetivo básico: mantener el estado de alarma el tiempo que sea necesario, lo que implica negociar con todos los grupos (menos con Vox) para forjar mayorías.

Sin embargo, el ambiente parlamentario se ha enrarecido tras la autorización de la quinta prórroga. La causa reside en el pacto del PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu, en el que se cita la derogación íntegra de la reforma laboral.

Las secuelas de este movimiento han alcanzado a los dos partidos que fueron fundamentales para que el estado de alarma dure al menos hasta el 7 de junio: Cs y PNV.

El sí de ambos hizo irrelevante el voto de los cinco diputados de EH Bildu, pero Adriana Lastra y su homólogo de Unidas Podemos, Pablo Echenique, continuaron el miércoles unas negociaciones que comenzaron en serio el día anterior ante el temor de que Cs se descolgara, indican fuentes conocedoras del proceso.

En realidad, la quinta prórroga fue autorizada tras un proceso de varias vías. La vicepresidenta primera Carmen Calvo, el secretario general de Presidencia, Félix Bolaños, el responsable de Organización del PSOE Santos Cerdán y la propia Lastra trazaron un mapa de negociaciones con todos los grupos. También intervino la ministra María Jesús Montero para disuadir al diputado de Compromìs, Joan Baldoví, de votar en contra de la prórroga por desavenencias en el modelo de financiación autonómica.

A tenor de los contactos de finales de semana, el presidente ha escogido. Su apuesta es recuperar el rumbo de enero, lo que devuelve el protagonismo a Esquerra, pero también al PNV, a Más País, a Teruel Existe, al BNG, al PRC y a los partidos canarios de CC y NC. Lastra y Rufián ya se han sondeado, revelan las fuentes.

Pero mientras dure la emergencia sanitaria, ni el Gobierno ni el PSOE quieren anular opciones. | ÁNGEL A. GIMÉNEZ

Restaurar el bloque de investidura después de que acabe la alarma