miércoles. 17.08.2022

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, garantizó ayer el «íntegro cumplimiento» de la sentencia del procés dictada por el Tribunal Supremo contra los líderes independentistas.


Sánchez hizo al mediodía de ayer una declaración institucional en La Moncloa en la que tras esta resolución judicial propone abrir una nueva etapa y se muestra dispuesto al diálogo dentro de la ley, pero avisa también de que el Gobierno se mantendrá «atento» a las respuestas a la sentencia y garantizará la «convivencia y la seguridad» en Cataluña.


«Nadie está por encima de la ley y todos estamos obligados a su cumplimiento», dijo el jefe del Ejecutivo en esta declaración en la que también recalcó que en el Estado de derecho que es España «nadie es juzgado por sus ideas o por su proyecto político sino por delitos recogidos en el ordenamiento jurídico».


Sin aludir de forma explícita al indulto y después de que el ministro José Luis Ábalos dijera que el Gobierno no lo contempla en este caso, Sánchez dejó clara esta posición al señalar que como corresponde a un Estado de derecho el acatamiento de una sentencia «significa su cumplimiento». Y enfatizó: «Reitero, significa su íntegro cumplimiento».


También aseguró que en su labor de vigilancia el Ejecutivo garantizará el respeto a la legalidad «con firmeza democrática, proporcionalidad y unidad» y «sin excluir», reiteró, ninguna de las posibilidades que le da el ordenamiento -en alusión también implícita al 155 o la ley de seguridad nacional-.


En caso de que sea necesaria una respuesta, insistió, se hará con «prudencia y serenidad» a las «transgresiones que puedan cometerse» y bajo el principio de unidad, «contando con la cooperación leal de todas las fuerzas comprometidas con la Constitución» para actuar «con una sola voz».


Para Pedro Sánchez, ayer concluyó un proceso judicial que ha sido «ejemplar» y al mismo tiempo se confirma «el naufragio de un proceso político que ha fracasado en su intento de obtener un respaldo interno y un reconocimiento internacional» y que «deja tras de sí solo un triste saldo de dolor y enfrentamiento».


Apostó, a partir de hoy (por ayer), por dejar «de lado los extremismos» y abrir una nueva etapa que busque en Cataluña la «concordia» y aseguró que el Ejecutivo «siempre contribuirá a facilitar el reencuentro de la sociedad catalana, fracturada por el independentismo».


Sánchez, que tras hacer la declaración en castellano repitió un extracto en inglés, valoró por otro lado la «labor independiente» del Tribunal Supremo, que ha trabajado «con escrupuloso respeto a sus obligaciones» y ha dado ejemplo de «autonomía y transparencia, garantías y profesionalidad, demostrando una vez más el correcto funcionamiento de nuestro Poder Judicial».

Sánchez garantiza el «íntegro cumplimiento» de la sentencia
Comentarios