jueves 20/1/22

El Tribunal Supremo ha relegado los recursos de PP y Vox contra la Fiscal General de Estado, Dolores Delgado, a la batalla partidista. La Sala justifica que las formaciones carecen de legitimidad para impugnar el nombramiento de la fiscal. El tribunal no entra a valorar la idoneidad o imparcialidad del nombramiento de Delgado por Real Decreto de 25 de febrero de 2020, dado que zanja el asunto por esa falta de legitimidad previa para recurrirlo. Una facultad propia de los titulares de un derecho o que tengan un interés legítimo.

Las sentencias comprueban que, a excepción de la defensa de su entendimiento de la legalidad, los recurrentes ni son titulares de ningún derecho infringido por el Real Decreto impugnado, ni han sabido explicar qué ventaja real y efectiva lograrían o qué desventaja o perjuicio evitarían en su esfera jurídica con sus recursos. Unas acciones que se han movido en el interés de la batalla partidista.

Recogen hasta 24 resoluciones —sentencias y autos— dictadas entre 2004 y 2021 que han inadmitido por falta de legitimación de los partidos políticos que interpusieron sus recursos, algunos de los cuales tenían la misma o mayor relevancia política que éste.

El TS reduce los recursos de PP y Vox por Delgado a la batalla partidista