miércoles 28/10/20
Caso Bankia

Vía libre para que Rato obtenga la semilibertad y pueda salir de la prisión

Fotografía de archivo (26112018) del expresidente de Bankia Rodrigo Rato (d). FERNANDO ALVARADO
Fotografía de archivo (26/11/2018) del expresidente de Bankia Rodrigo Rato (d). FERNANDO ALVARADO

Tras su absolución por la salida a bolsa de Bankia, el exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato tiene ahora vía libre para que le concedan el tercer grado o el régimen de semilibertad, ya que a finales del pasado año cumplió más de un cuarto de la condena por las tarjetas "black" de Caja Madrid.

Desde octubre de 2018 Rato cumple una pena de cuatro años y medio por las "black" en la prisión madrileña de Soto del Real y aunque en diciembre de 2019 ya podría haber accedido al tercer grado, hasta ahora se le ha denegado.

El argumento era que Rato aún estaba pendiente de la sentencia por la salida a bolsa de Bankia, donde la Fiscalía Anticorrupción pedía para él ocho años y medio de prisión por estafa a inversores y falsedad contable, y que finalmente se ha conocido este martes.

Desde su entorno siempre han defendido que el tercer grado no podía depender del devenir del caso Bankia, ya que hacerlo suponía vulnerar la presunción de inocencia que acompaña al acusado.

La "semilibertad", por lo general, se suele conceder a los reos que, como el exministro, hayan cumplido al menos un cuarto de su condena, aunque también puede decretarse a tenor de otros aspectos como la personalidad, el historial individual, familiar o social del interno, la duración de las penas o el medio al que retorna.

Ahora, una vez conocida la sentencia por la salida a bolsa de Bankia y la absolución de Rato por parte de la Audiencia Nacional, el que fuera además ex director gerente del FMI tiene vía libre para acceder al tercer grado y poder abandonar la prisión, de la que ha salido en contadas ocasiones.

Hasta el momento Rato ha tenido varios permisos extraordinarios y ordinarios -entre otros motivos, para acudir a revisiones médicas- y varias visitas como premio por su buena conducta y al no existir riesgo de fuga.

La absolución en el caso Bankia supone un punto de inflexión en el calvario judicial que, según su entorno, comenzó en el verano de 2012, poco después de la salida de Rato de la presidencia de la entidad financiera.

Vía libre para que Rato obtenga la semilibertad y pueda salir de la prisión