sábado. 03.12.2022

Las autoridades prorrusas de las regiones de Lugansk, Jersón y Zaporiyia, en el este de Ucrania, han pedido este miércoles al presidente ruso, Vladimir Putin, que acepte la anexión de los territorios a Rusia tras los referendos de anexión celebrados durante los últimos días y que han sido calificado de ilegítimos por gran parte de la comunidad internacional.

El líder de la autoproclamada República Popular de Lugansk (RPL), Leonid Pasechnik, ha firmado así un documento en el que solicita la anexión del territorio a la Federación rusa, una decisión que ha sido tomada también por Vladimir Saldo, jefe de la administración cívico-militar de Jersón. Así, ha asegurado que los habitantes de la zona han sido víctimas de bombardeos brutales y del «genocidio perpetrado por Kiev durante ocho años». «Los residentes de Lugansk han sido objetivo de ataques. En intentos infructuosos de hacerse con el territorio, los neonazis solo han aumentado el terror al bombardear infraestructuras civiles e industriales y destruir colegios, hospitales y guarderías», ha manifestado.

«El régimen de Kiev, instigado por Occidente, no deja a nadie fuera: están muriendo ancianos, mujeres y, lo peor de todo, niños», ha insistido antes de recordar que «ni una sola organización internacional ha condenado las acciones de Kiev en el Donbás». Por su parte, Saldo ha resaltado que más del 87 por ciento de los votantes han abogado por la anexión «con su tierra histórica» y han destacado que la consulta se ha realizado de acuerdo con los principios y normas generales del Derecho Internacional. «Los residentes han tomado su decisión y han decidido formar parte de Rusia».

Las autoridades prorrusas del Donbás piden a Putin su anexión
Comentarios