martes. 28.06.2022

La economía española sufriría los envites de una ruptura drástica del comercio con Rusia que le llevarían a recortar en 2,4 puntos el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB), prácticamente la mitad del avance esperado a día de hoy por el Banco de España. El supervisor ha realizado un ejercicio de predictibilidad en el que ha puesto sobre la mesa el peor escenario posible entre los barajados por sus expertos para anticipar que no solo se frenaría el crecimiento actual sino que, además, vendría acompañado de un nuevo alza de la inflación en hasta 1,7 puntos.

Así lo señala el informe ‘Consecuencias económicas de un hipotético cierre comercial entre Rusia y la Unión Europea’ considerando el peor contexto posible, lo que incluye los supuestos más restrictivos en cuanto a la capacidad de sustitución de las importaciones y exportaciones.

Sin embargo, en el escenario considerado como ‘más probable’ para el supervisor la reducción sería del 1,1% del PIB y el incremento de la inflación de 0,9 puntos. Las previsiones del Banco de España han sido rebajadas a la baja hasta el 4,5% en el crecimiento y su estimación de inflación para todo el año se sitúa en el 7,5%. ayer mismo, el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Ángel Gavilán, afirmó en Bilbao que la revisión a la baja de la economía española para 2022 que realizará en junio será únicamente de «unas décimas». Añadió en este sentido que ninguna de su previsiones «pone en duda» que la recuperación de España «se consolida».

El informe publicado ayerpor el supervisor destaca que «la dificultad para sustituir dichos productos (los que provienen de Rusia) a corto plazo supondría una reducción en la oferta de energía y un agravamiento del actual episodio inflacionista, lo que implicaría por ambas vías un lastre para la actividad económica».

El Banco de España recuerda que con una dependencia con respecto de la energía rusa menor en España que en el resto de las economías europeas, los efectos aquí serían más reducidos. En este sentido, señala que en el caso de otras Estados de la UE el impacto se situaría hasta en un 3,4% de ajuste para Alemania, un 2% para Francia, y casi un 4% para Italia; para el conjunto de la UE, hasta un 4,2% y 2,7 puntos más en la tasa de inflación.

Un cerrojazo con Rusia pondrá en apuros a España
Comentarios