viernes. 30.09.2022

Colombia celebra emocionada el cambio ante la investidura de Petro

Miles de personas se agolparon en torno a la plaza de Simón Bolívar para arropar el acto
                      Las calles de Bogotá se abarrotaron de gente expectante ante el relevo. MAURICIO DUEÑAS CASTAÑEDA
Las calles de Bogotá se abarrotaron de gente expectante ante el relevo. MAURICIO DUEÑAS CASTAÑEDA

Las calles de Bogotá, y de muchas otras ciudades de Colombia, vivieron ayer una bulliciosa y expectante jornada: la esperada posesión de Gustavo Petro como presidente, que se convirtió en una fiesta llena de emociones que celebra a los nadies y la llegada de un esperado cambio..

Miles de personas se agolparon desde temprano en las atrincheradas calle del centro de la capital colombiana para acceder a la Plaza Simón Bolívar —donde tuvo lugar la ceremonia— con el deseo de no perderse el momento histórico que vivirá el país: la posesión del primer gobierno de izquierdas de la historia de Colombia, que promete llevar al pueblo llano a la presidencial Casa de Nariño.

Además, por primera vez, el cambio de mando presidencial será un evento en el que el pueblo colombiano podrá acompañar a Petro en un acto abierto, donde se espera la asistencia de decenas de miles de personas.

El blindado centro, con varios círculos de seguridad y 15.000 policías y militares, se llenó desde primera hora de la mañana de pancartas en apoyo al «cambio» que suponen Petro y su vicepresidenta electa, Francia Márquez, acompañadas de gritos de júbilo y alegría a pesar de las largas horas de espera que tendrán que aguardar en el lugar de la ceremonia, que se celebró a las 15.00 hora local (20.00 GMT).

«El pueblo no se rinde carajo» o una versión de la canción italiana ‘Bella ciao’ con el juego de palabras «(Iván) Duque chao» resonaron en las calles que confluyen hasta llegar a la Plaza Simón Bolívar, en las que también se mezcla la diversidad colombiana con los diferentes pueblos indígenas desfilando orgullosos con su tradicional vestimenta formando un arcoíris de colores que planta cara a las nubes que amenazaron con pasar por agua la investidura.

La ceremonia se espera que dure aproximadamente unas tres horas y se retransmitirá alrededor de la ciudad —y del país- en diferentes plazas y parques en los que se han dispuesto grandes pantallas y escenarios para seguir en directo el evento.

En estas mismas plazas se celebrarán a lo largo del día muestras musicales y artísticas acompañadas de las más de 100.000 personas que están previstas lleguen a Bogotá desde todas las partes del país para festejar la diversidad de Colombia.

«Hoy comienza el carnaval de la vida. Hoy no hay posesión presidencial; hoy comienza la vida a festejarse, comienza el amor sincero y eficaz a ser parte del corazón de los colombianos. Hoy los nadies colocamos a dos grandes en el poder porque comienza la construcción desde abajo. Llegó la hora de la democracia directa», celebró Víctor Jiménez.

En una atípica estampa en el centro de Bogotá, con las calles vacías, sin coches ni vendedores ambulantes, Jiménez camina acompañado de una reproducción a escala humana de Márquez y Petro, algo que le sirve para que todos los que están en su camino para la Plaza Simón Bolívar se tomen fotos con los jefes del Estado colombiano.

Colombia celebra emocionada el cambio ante la investidura de Petro
Comentarios