viernes. 03.02.2023
Straw convence a Powell de negociar el retraso de la guerra a cambio de una resolución de apoyo

EE.UU. probará que Irak tiene armas pero dará más tiempo a la inspección

Estados Unidos asegura que tiene pruebas contundentes para demostrar al mundo la farsa iraquí, pero aún así contempla dar más tiempo a los inspectore
«Se necesita tener más espacio para mostrar que la política está funcionando y convencer a la opinión pública de que has dejado que el proceso lleve su curso», contó un alto funcionario británico al diario Los Ángeles Times, que reveló ayer el contenido de las conversaciones. «No hay necesidad de ir a la guerra en febrero. Para entonces, el siempre moderado héroe de la Guerra del Golfo había comenzado a sumarse al ala dura del Gobierno estadounidense», como señalaba ayer el diario Washington Post. «La pregunta es cuánto tiempo más hay que darle a los inspectores para que trabajen», explicó impaciente Powell el martes. «Las inspecciones no funcionarán. Lo que ellos dicen (Francia y Alemania) es que dejemos continuar el proceso, pero no tengo claro cuánto tiempo quieren que continúe y ni siquiera si son serios a la hora de poner alguna fecha para la conclusión». Dudas por resolver Esas dudas son las que Straw trata de resolver, al sentirse puente entre Europa y EE.UU. El ministro británico plantea negociar con los aliados para que éstos se comprometan a apoyar a EE.UU. si en un tiempo determinado las inspecciones no producen resultados. El senador demócrata Joseph Biden, del Comité de Relaciones Exteriores del Congreso, estima que ese período de gracia para el trabajo de los inspectores debe durar «al mejor un mes así», declaró el jueves. Los legisladores estadounidenses salieron de la reunión de alto nivel con Powell y el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, convencidos de que la información presentada no sería suficiente para convencer a Alemania o Francia . «Tampoco me ha convencido a mí», admitió el demócrata Kent Conrad. Incluso los republicanos más aguerridos, como Lindsey Graham, que respalda la postura de George Bush, objetó que el Gobierno deberá explicar convincentemente a los estadounidenses «por qué debemos asumir la carga, tanto de dinero como de vidas humanas». Todos esperan que, al menos, el «poderoso caso» que EE.UU. dice tener contra Irak, según las palabras del adjunto del secretario de Defensa Paul Wolfowitz en Nueva York el jueves por la noche, sea presentado pronto a la opinión pública de EE.UU. y del mundo. Estados Unidos ha advertido a sus ciudadanos residentes en el extranjero de que se preparen para posibles evacuaciones de emergencia en caso de que estalle la guerra contra Irak, según informó ayer un alto responsable del Departamento de Estado. El responsable indicó que el Departamento de Estado ha enviado mensajes a todas las embajadas y consulados con la instrucción de avisar a los estadounidenses bajo su jurisdicción de que estén preparados ante cualquier eventualidad, dada la creciente posibilidad de una acción militar en el país árabe. Por su parte, el presidente estadounidense, George W. Bush, destacó ayer durante la toma de posesión de Tom Ridge como primer secretario del nuevo Departamento de Seguridad Nacional, que «estamos tomando todas las medidas para proteger a América».

EE.UU. probará que Irak tiene armas pero dará más tiempo a la inspección
Comentarios