miércoles. 01.02.2023

Francia dice haber parado al salafismo y se centra en destruir sus medios

Se progresa en Mali y se reconoce el fracaso al intentar liberar al rehén en Somalia .
Los pilotos del Ejército francés realizan preparativos en Chad para intervenir en Mali.

Francia afirmó ayer que se ha logrado frenar el avance de los salafistas hacia el sur de Mali e indicó que la vista está puesta ahora en la destrucción de las instalaciones que esos grupos tienen en la zona norte, bajo su control desde mediados del año pasado.

El análisis de la situación centró ayer un consejo de Defensa en el que también se abordó la operación francesa en Somalia, y tras el que el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, reconoció que «fue un fracaso» el intento de liberar en ese país al rehén Dennis Allex, al que se considera muerto.

El balance positivo se centró en el despliegue en Mali, en el que se ha dado por cumplido el objetivo de bloquear la progresión salafista y desde ayer se busca minar la capacidad de esos grupos en el norte, que según el ministro «son muy combativos y cuentan con armas potentes».

El tercer día de la llamada Operación Cerval en Mali, nombre de los gatos salvajes que habitan el desierto de esa zona, se saldó con la destrucción de campos de entrenamiento, infraestructuras y depósitos logísticos cerca de la localidad septentrional de Gao.

El «componente esencial» de la intervención de Francia sigue siendo aéreo, según indicó Fabius en una entrevista a la cadena LCI, pero precisó que ese tipo de operaciones requiere de fuerzas especiales sobre el terreno que ayuden a los aviones a localizar sus objetivos.

De momento se cuenta con varios centenares de soldados y se pretende incrementar el número de tropas esta semana, cuando también está previsto que lleguen refuerzos de Senegal, Níger, Nigeria «y probablemente Chad».

Desde París se admitió que aunque Francia se encuentre «en la primera línea de fuego» porque está en condiciones de intervenir tras la petición de ayuda recibida el jueves por el presidente interino de Mali, Dioncunda Traoré, el apoyo internacional que se le está prestando «es esencial». La ayuda logística en materia de transporte y telecomunicaciones le ha llegado desde Gran Bretaña, Dinamarca, Estados Unidos y «otros grandes países» que no han sido precisados, e importante ha sido también que Argelia haya permitido que pueda sobrevolar su espacio aéreo «sin limitación».

Las bajas en el bando salafista, que no han sido cifradas pero se consideran importantes y el hecho de que se haya logrado destruir objetivos concretos hace pasar a Francia a un nivel superior, después de que el sábado un piloto de helicópteros falleciera alcanzado por un disparo.

El ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, dijo que el objetivo de Francia «es la lucha implacable» contra el terrorismo y evitar la implantación en Mali de un «Estado terrorista».

Francia dice haber parado al salafismo y se centra en destruir sus medios
Comentarios