martes. 31.01.2023
Manifestación en París en contra de la acción terrorista que se cobró doce vidas.

El Frente Nacional (FN) es la manzana de la discordia en el clima de unión nacional suscitado por lo que la prensa gala llama el 11 de Septiembre francés. Todos los partidos democráticos participarán en el desfile nacional convocado el domingo en París al que el socialismo gobernante no ha invitado a la formación presidida por Marine Le Pen. La dirigente ultraderechista será recibida hoy en el Elíseo por el presidente François Hollande, quien ayer se reunió con el líder conservador Nicolas Sarkozy, su predecesor en la jefatura del Estado, en su primera entrevista desde el traspaso de poderes en mayo de 2012.

«Nadie ha convidado al FN. Las cosas quedan claras, las máscaras caen. La unión nacional es una maniobra politiquera penosa», protestó Le Pen, quien denunció una tentativa de marginar al «único movimiento político que no tiene ninguna responsabilidad en la situación actual». En la misma línea su sobrina, la diputada Marion Maréchal Le Pen, responsabilizó a socialistas y conservadores de haber «dejado crecer el islamismo radical en el territorio francés».

La ‘marcha republicana’ unirá las plazas de la República y de la Nación a partir de las tres de la tarde del domingo. Inicialmente prevista el sábado, el cambio de fecha busca más tiempo para organizar la movilización popular y facilitar su dimensión masiva. Además de los partidos de izquierda y ecologistas promotores de la iniciativa, participarán la UMP conservadora, la UDI y el MoDem centristas y los grupúsculos de la derecha soberanista.

Le Pen dijo esperar una llamada del primer ministro, Manuel Valls, quien en una entrevista radiofónica dio a entender que no estaba por la labor de desfilar junto a los frentistas. «La unidad nacional se hace en torno a valores profundamente republicanos de tolerancia y rechazo de las amalgamas», dijo. Pero uno de los cuatro portavoces del Partido Socialista, Olivier Faure, juzgó que no había que «excluir a nadie».

El Frente Nacional, manzana de la discordia en el ‘11-S’ francés
Comentarios