sábado. 26.11.2022
El Gobierno iraquí revisará todos sus contratos con compañías de seguridad tras retirar la licencia a la estadounidense «Blackwater» después de que sus agentes matasen el domingo a nueve civiles. En un comunicado emitido ayer, el Ejecutivo del primer ministro Nuri al Maliki anunció que revisará todos los permisos concedidos a empresas de seguridad, tanto extranjeras como locales. «El gobierno ha decidido reconsiderar las normas que rigen el trabajo de todas las compañías de seguridad en Irak», apuntó la nota. Según el comunicado, el objetivo de esta medida es regular la situación de ese tipo de empresas -dedicadas a tareas de protección y escolta de personalidades- conforme a la ley iraquí. El Gobierno hizo este anuncio un día después de que el Ministerio de Interior iraquí prohibiera las actividades de la compañía estadounidense «Blackwater», cuyos agentes mataron el domingo pasado a nueve civiles e hirieron a otros 15 en el oeste de Bagdad. Los hechos ocurrieron cuando una caravana del Departamento de Estado de EE.UU., escoltada por guardias de «Blackwater», pasaba por la Plaza Al Nusur y alguien disparó contra el vehículo, posiblemente un francotirador, según la prensa estadounidense. Al sentirse atacados, los guardias dispararon a ciegas y mataron a nueve civiles que se encontraban cerca, además de dejar a otros quince heridos, según denunció la propia policía iraquí. La compañía Blackwater, que es la mayor de las decenas de empresas de seguridad que operan en el país árabe, se encarga de la protección de los diplomáticos de EE.UU., entre ellos la del embajador y la de las delegaciones estadounidenses que visitan Irak. El asesinato de los nueve civiles ha sido el suceso de mayor gravedad en el que se ha visto implicada la firma desde el inicio de sus actividades en Irak tras la ocupación estadounidense en abril del 2004. Según un comunicado de la oficina del primer ministro iraquí, Nuri Al Maliki, la secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, comunicó al mandatario «su disculpa personal y la del Gobierno estadounidense por el accidente».

Irak revisa sus agencias de seguridad tras retirar la licencia a Blackwater
Comentarios