domingo 17/10/21

La politizada generación Merkel

La canciller tiene una buena imagen entre los jóvenes alemanes, que «pueden ayudar a cambiar las cosas»

Bajo la presión de decenas de miles de jóvenes que protestaron en toda Alemania convocados por el movimiento Fridays for Future para exigir medidas inmediatas del futuro gobierno para frenar el cambio climático, la mayoría de los partidos políticos cerraron ayer su campaña electoral para las legislativas de mañanao, para las que no se perfila un claro ganador ante la escasa ventaja en intención de voto que el Partido Socialdemócrata (SPD) y su candidato Olaf Scholz, mantienen frente a los conservadores de la Unión Cristianodemócrata y la Unión Socialcristiana (CDU/CSU) con Armin Laschet como cabeza de lista.

Sendos sondeos de última hora de los institutos Forsa y Allensbach situaban la diferencia entre SPD y CDU/CSU en tres y un punto, respectivamente. Entre tanto, Laschet reaccionó inmediatamente a las demandas de la juventud y aseguró que «para la CDU está claro y no solo desde hoy que Alemania debe ser más rápida y mejor en la protección del clima», aunque recordó que se trata de un objetivo global. Meta de los conservadores es que este país demuestre ser «el más rápido, los mejores, ya que tenemos las mejores tecnologías para reformar toda nuestra economía con el fin de alcanzar la neutralidad climática», declaró Laschet.

El candidato conservador subrayó que es primordial conservar los puestos de trabajo, señaló que Alemania ha decidido ya abandonar la industria del carbón y comentó que el año próximo se cerrarán ya varias centrales térmicas que funcionan con ese mineral. «También aquí debemos ser más rápidos», afirmó el presidente de la CDU. Pero mientras los demás candidatos observaban de lejos las protestas, la aspirante de Los Verdes a la Cancillería, Annalena Baerbock, se sumó a los miles de jóvenes concentrados en la ciudad de Colonia a los que alentó en su protesta, además de afirmar que «estos son días decisivos para la protección del clima. Los ciudadanos tienen la posibilidad de cambiar por fin la política para el clima: con una enérgica huelga climática y, sobre todo, en las elecciones al Bundestag. Y para eso hace falta que Los Verdes salgan fortalecidos». Mientras tanto en Berlín, con la líder alemana del movimiento, Luisa Neubauer, y la iniciadora del mismo, la adolescente sueca Greta Thunberg, en cabeza, miles de adolescentes y jóvenes, muchos de ellos tras hacer novillos en el colegio, marcharon ordenadamente y con las mascarillas reglamentarias para demandar medidas efectivas para impedir el calentamiento de la tierra.

Toda una joven generación de jóvenes alemanes se ha criado en la era de la canciller federal, Angela Merkel, y no conoce otro gobernante en el poder. Dieciséis años que han marcado su visión «para cambiar las cosas».

La politizada generación Merkel
Comentarios