martes. 29.11.2022
                      Los equipos de rescate marroquíes, en el pozo. MARÍA TRASPADERNE
Los equipos de rescate marroquíes, en el pozo. MARÍA TRASPADERNE

El niño Rayan, de cinco años, fue rescatado ayer por la noche muerto tras pasar cinco días en el fondo de un pozo de 32 metros, según un comunicado del Gabinete de la Casa real de Marruecos.

Una tragedia por la que se ha volcado Marruecos, en vilo durante varias jornadas ante una operación de auxilio de lo más delicada debido a las dificultades que presentaba el terreno, ya que tiene algunas capas arenosas y otras rocosas, lo que podría provocar desprendimientos.

Miles de personas se acercaron a Tamrout, un pueblo de la provincia de Chefchaouen, al norte del país, para mostrar su apoyo a la familia y a los servicios —excavadores, bomberos, sanitarios, topólogos...— que han puesto todo su empeño en sacar al niño de las fauces de la tierra.

Las autoridades marroquíes movilizaron para ello desde el martes cinco excavadoras y decenas de agentes de protección civil, así como miembros de la Gendarmería Real.

Todo para que el crío saliera sano y salvo del hoyo en el que permanecía desde hacía cinco días. A pesar de que sufrió una caída significativa, las imágenes de una cámara introducida en el agujero mostraban que el crío seguía vivo, pero muy debilitado y con heridas leves en la cabeza. Le bajaron oxígeno y agua. Pero no fue posible, no hubo milagro.

Rescatan muerto en Marruecos al niño Rayan, atrapado cinco días en un pozo
Comentarios