jueves. 02.02.2023
Rabanal
Nuria González Rabanal, este viernes en el congreso. ANA F. BARREDO

La decana del Colegio de Economistas de León, Nuria González Rabanal, abrió este viernes la segunda jornada del IV Congreso sobre la Economía del Bierzo que Diario de León organiza en el Teatro Villafranquino con un mensaje en el que animó a "abrir el gran angular" para integrar la singularidad de la comarca en la generalidad de la economía global y retener el talento remunerándolo bien. 

Docente en la Universidad de León como profesora de Economía Europea y de Estructura Económica, señaló sus vínculos con el Bierzo.. Su labor en la ULE le ha permitido contectar con los proyectos Futur-e de Compostilla y con el de "una empresa industrial" que planteaba un conflicto de sostenibilidad con el sector agrario.

Lamentó que no se estudie la economía del Bierzo ni exista interés por parte de las instituciones. "Si no dedicamos recursos a conocer los sectores y las actividades difícilmente se pueden tomar decisiones políticas o administrativas que puedan incidir", afirmó para reivindicar hacer investigaciones y estudios "para conocer la realidad sobre la que actuamos".

Rabanal ubicó al público en los tres sectores económicos, primario, secundario y terciario. Recordó la "potencia" agraria del Bierzo con sus sellos de calidad. "Esto hay que saber aprovecharlo y lanzarlo". Apostó por integrar las particularidades de "regiones como las del Bierzo" en un proyecto más amplio de país. El minifundismo es una lacra que crea "economías de escala poco rentables. Tenemos productos de calidad pero no un sistema para atender la demanda", afirmó. Esto lleva a envasar producto importado como propio. "Hay que alertar sobre esto". Y animó a reflexionar sobre la forma de colocar los productos de calidad que se pagan con un alto valor añadido y se dirige a mercados selectos. "Necesitamos una estrategia de internacionalización de los productos del Bierzo".

Rabanal aseguró que la apicultura fue uno de los sectores planteados para la extensión industrial de Compostilla II. "Tenemos que ser capaces de innovar en lo tradicional", afirmó. La tercera pata del sector debería ser "la mejora de los canales de comercialización, donde cada uno pilota su propia barca. Y la barca, en grandes mares, navega con dificultad", afirmó para reclamar "un plan de comercialización" cooperativa. "Hay que aunar fuerzas, con una lanchinta no se cruza el Atlántico".

Sobre el sector industrial, Rabanal aseguró que se abren nuevas expectativas tras el fin de la minería del carbón. Valoró la potencia del sector de la pizarra, "el más intensivamente internacionalizado de toda la provincia de León". Pero, advirtió, "es un recurso limitados, que no nos ocurra lo mismo que con el carbón". La economista reconoció que el industrial es el sector "que menos empleo genera, pero más estable y con salarios más estables". Un valor añadido del Bierzo es la estructura de evacuación y suministro de electricidad, que favorece la reindustrialización por la facilidad del acceso a las redes de alta potencia.

"Hay que potenciar el sector industrial. Es el engranaje de la máquina. Y hay que mejorar determinadas infraestructuras", afirmó. "Podemos reivindicar muchos tramos de autovía, pero el futuro está en el tren", reveló. Esa es la apuesta de la Unión Europea. "Es el futuro sostenible y para una transición justa. La red de transporte en carretera tiene los días contados porque faltan profesionales de mantenimiento. Eso va a generar una crisis logística", avanzó para animar a mejorar las infraestructuras ferroviarias y el transporte de mercancías por ferrocarril, menos contaminante "que favorece la transición justa".

Sobre el sector servicios, recordó las bondades turísticas, naturales y patrimoniales del Bierzo. "Se avecinan grandes transformaciones en el sector turístico", añadió. Pero recordó que "es un complemento". Es el primer sector del que primero se prescinde, recordó, cuando hay una crisis. Rabanal valoró el esfuerzo de los empresarios que se quedan en su tierra. La atracción de capital extranjero se encuentra con dificultades porque los empresarios no están encontrando suficiente apoyo. 

"Vivimos en un mundo que camina hacia la robotización", recordó. "Es necesario digitalizarnos y no veo en la práctica que esto esté siendo así", avisó. La digitalización está generando deslocalización (nómadas digitales) y en el Bierzo se encuentran con grandes dificultades porque "la digitalización no acaba de llegar, falta convicción y compromiso".

El Bierzo está por encima de León en formación técnica y en ingenierías. El decrecimiento demográfico condiciona la economía. "Para retener talento hay que remunerarlo a los precios del mercado, no del Bierzo, no se puede tener a un ingeniero número uno de promoción en el Bierzo si se le pagan 1.200 euros", afirmó rotunda. "Tenemos que remunerar el talento en el Bierzo", resumió. Y apostó por atraer la mano de obra inmigrante cualificada.

Rabanal también abordó la gestión pública. "Ser servidor público es la tarea más difícil que uno puede asumir", dijo. De ellos espera que su labor trascienda el número de votos. "Esperamos responsabilidad, capacidad y compromiso", afirmó. Y animó a ser más positivo. "Los mayores críticos de León somos nosotros". En la provincia se vive bien. "Creámonoslo", animó. "Nos falta visión, misión y convicción", resumió. "Hay que reconocer la singularidad, pero defenderla desde la generalidad. Reinvidican ustedes la singularidad del Bierzo, pero no se olviden de que forman parte de León" y la provincia de España y de Europa, afirmó. 

"Nos falta visión porque somos incapaces de ver más allá de las próximas elecciones", añadió Rabanal antes de resaltar las conexiones de la tecnología espacial con la actividad económica. "Pongan el gran angular, el futuro se juega en el espacio".

Nuria Rabanal: "Tenemos que remunerar el talento en el Bierzo para retenerlo"