lunes 23/5/22

Un 60% de los profesionales de enfermería de la sanidad pública de Castilla y León (Sacyl) considera «mala o muy mala» la calidad de las comidas y cenas que se facilita a los sanitarios que hacen guardias de 17 y 24 horas en los centros de salud, consultorios de Atención Primaria y unidades móviles de emergencias sanitarias.

Se trata de los resultados de una encuesta realizada por el sindicato de Enfermería Satse a esos profesionales sobre el servicio de manutención durante las guardias. Satse recuerda que desde el 2019, el servicio de manutención está contratado por 23 millones hasta 2024 con la empresa Eurest, que facilita las comidas y cenas a los centros de salud, consultorios de Atención Primaria y Unidades Móviles de Emergencias que se encuentran de guardia.

Sin embargo, «más de la mitad de los encuestados valora negativa o muy negativamente las características nutritivas (66,6%), las características organolépticas (74,7%), la cantidad de comida (46,72%) y la variedad de productos (63,69%).

Por ello, desde el sindicato de Enfermería se insta a la Consejería de Sanidad y a la Gerencia Regional de Salud a no renovar el contrato, reducir el excesivo uso de plástico y aditivos y replantear el modelo para volver al método utilizado hace años, que posibilitaba que fueran los propios negocios de restauración de la zona quienes se encargaran de facilitar la manutención a los sanitarios, lo que «constituiría un apoyo económico al ámbito rural».

El 60% de enfermería suspende los menús de las guardias
Comentarios