martes 26/10/21
Empleo público

Las academias esperan un aluvión de opositores a partir de septiembre

La mayor oferta de empleo público aún no ha llenado las aulas de estos centros de formación
Aspirantes de León preparan oposiciones en una academia de la capital. MARCIANO PÉREZ

Las academias de la capital que preparan a los opositores leoneses todavía no han notado los efectos de la mayor oferta de empleo público de la historia, que debería llenar de alumnos las aulas de estos centros de formación, sobre todo en un momento económico complicado, con cientos de trabajadores aún inmersos en un erte y muchos puestos de trabajo en la cuerda floja por la incertidumbre que ha traído el covid.

La estabilidad laboral de la que disfrutan los funcionarios, tras varios años de estudio, en muchos casos, es un reclamo importante para jóvenes, recién titulados, desempleados, padres y madres o personas cada vez más mayores que no quieren descolgarse de un mercado laboral muy frágil. Por eso no hay un perfil definido, aunque normalmente «tienen más de treinta años», como describe Cristina Ampudia, responsable de La Academia.

Asegura que por ahora la cosa «está tranquila, como suele ser en verano», y que hasta «finales de septiembre» no espera que la matrícula se dispare si, como se prevé, esa oferta que ha lanzado el Gobierno se traduce en un incremento notable de los alumnos. En algunas provincias, de hecho, están desbordados por este motivo. «Aquí, de momento, no hemos notado más afluencia. Las plazas se convocaron en julio y la gente o no se ha enterado o espera al último momento para apuntarse», a veces, incluso, cuando ya ha salido la fecha del examen, lo que retrasa todo el proceso.

En el último momento

Hasta finales del próximo mes, normalmente, los estudiantes no eligen el itinerario que estudiarán

En total, la Administración General del Estado ha convocado 30.445 plazas, incluidas las de las Fuerzas Armadas y los Cuerpos de Seguridad, que suponen un 8% más que en 2020. A eso habrá que añadir las de ámbito autonómico y local.

En este sentido, Eva Fernández, de Ateneo Leonés, cree que a partir del próximo mes se sabrá si esta oferta pública aumenta las matrículas. «En verano todo se paraliza un poco pero esta mañana hemos recibido bastantes llamadas para interesarse por las oposiciones», reveló ayer.

Coincide con su compañera en que no hay un perfil homogéneo de este tipo de estudiantes y que depende, sobre todo, del itinerario que elijan. «Nosotros trabajamos mucho con cursos para desempleados de formación ocupacional, pero también tenemos un apartado de oposiciones muy importante. Preparamos, por ejemplo, a técnicos de la Seguridad Social, del grupo A, y suelen ser jóvenes recién salidos de la Universidad que ya saben que esto les va a llevar al menos dos o tres años», explica.

En el caso de los aspirantes a cuerpos más asequibles, donde los requisitos no son tan duros, «hay un abanico amplísimo de gente, desde empleados en erte, jóvenes o personas más mayores», aclaró.

Las academias esperan un aluvión de opositores a partir de septiembre
Comentarios