miércoles. 01.02.2023
frio
Pisadas en la nieve. FERNANDO OTERO

La nieve regresa a León. Una semana después del paso de la borrasca Fien, los copos volverán a caer sobre la provincia, aunque de forma más leve. De momento, el paso de una masa de aire polar continental ha despejado el cielo y ha desplomado las temperaturas, fenómeno que se mantendrá unos días. 

Así, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha anunciado un nuevo episodio de nieve en la comunidad autónoma de Castilla y León que comenzará el jueves, 26 de enero, y tendrá una duración aproximada de tres días. En concreto y según ha precisado la Aemet en la previsión anunciada para Castilla y León, se esperan precipitaciones de nieve en cotas bajas y las zonas afectadas serán las de montaña, aunque también es posible que haya nevadas en zonas llanas de las provincias de Burgos y Soria.

La cota de nieve se situará en el nordeste en cualquier cota al principio del día subiendo a los 400/700 metros, a los 300/800 metros en la Cantábrica, a los 300/500 en la Ibérica norte; 400/700 en el sistema central, mientras en el sureste se situará en los 500/700 metros. En Baleares iniciará en los 400/600 subiendo a 900/1.100 metros..

 

La Agencia mantienea 13 comunidades en aviso naranja o amarillo por nevadas, temperaturas muy bajas o fenómenos costeros.

En Baleares y el litoral mediterráneo se registrarán chubascos, localmente moderados y ocasionalmente acompañadas de alguna tormenta, sin descartarlos en forma débil en otras zonas del área mediterránea peninsular.

También se producirán precipitaciones débiles en general en el área cantábrica, el norte del sistema Ibérico y el alto Ebro, sin descartarlas en el este de la meseta norte y el este del sistema Central, mientras en el resto de la península el cielo estará poco nuboso o con intervalos, con probables brumas o bancos de niebla en las montañas del norte peninsular.

Las temperaturas máximas subirán en Pirineos, y el resto permanecerán con pocos cambios. Las mínimas ascienden en el noroeste peninsular y en el resto se mantendrán sin cambios significativos. Seguirán produciéndose heladas generalizadas en buena parte del interior peninsular, que serán más intensas en zonas altas, donde pueden llegar a ser fuertes, especialmente en Pirineos.

El viento soplará moderado de levante en el Estrecho y Alborán; de componente norte en el resto de la Península y Baleares, con intervalos de fuerte en el litoral noroeste de Galicia y Ampurdán. En Canarias habrá alisios moderados del nordeste.

El aire polar congela León y anuncia nieve para esta semana