sábado. 04.02.2023
Buenas Intenciones es un grupo de personas e instituciones cuyo único objetivo es el de conseguir y crear puestos de trabajo estables para colectivos de integración, tales como presos, discapacitados psíquicos, físicos, jóvenes con fracaso escolar o indigentes. Una asociación que ya tiene sede en León, concretamente en la calle Ancha. El pasado mes de noviembre Buenas Intenciones abrió la tienda Buenas Intenciones en Gijón, financiada por el Principado de Asturias y el Ayuntamiento de Gijón para favorecer la integración social de estos colectivos. Unos establecimientos que venden productos que en centros de esta asociación hacen sus integrantes. Así será el establecimiento que abrirán en la capital leonesa. Los responsables de Buenas Intenciones aseguran que «para algunos colectivos como el de los discapacitados, supone ir a su ritmo y no al de los capacitados; para otros, como el de presoso, indigentes y otros colectivos marginales, la posibilidad de aprender un oficio y tener un precedente laboral para poder dar el siguiente paso para otro trabajo más cualificado». Marca blanca Los productos que venden en sus tiendas tienen una marca blanca, con padrinos y madrinas que trabajan en puestos de responsabilidad y que a títulos particular «han echado toda la carne en el asados para que podamos lograr superar todos los obstáculos burocráticos y sociales para hacer realidad esta necesidad social de integración mutua». Todo lo que se vende en estas tiendas son los artículos propios de una tienda de regalos pero a precios más baratos.

La asociación benéfica Buenas Intenciones abre la primera tienda en León en la calle Ancha
Comentarios