sábado 14.12.2019
Las cuentas de la ciudad

El Ayuntamiento de León deja de ingresar cada año 11,7 M€ por beneficios fiscales

u El IBI suma 10,4 M¤ en exenciones a instituciones, patrimonio, universidad, organizaciones sociales e Iglesia
El Impuesto de Bienes Inmuebles acumula la mayor bolsa de exenciones fiscales en León. JESÚS F. SALVADORES
El Impuesto de Bienes Inmuebles acumula la mayor bolsa de exenciones fiscales en León. JESÚS F. SALVADORES

beneficios fiscalesLa bolsa de los ingresos del Ayuntamiento de León deja fuera cada anualidad 11.700.977,82 euros. El consistorio ve cómo hay una decena de tributos de los que se ve detraída la posibilidad de cobro por hasta 36 motivos diferentes, entre exenciones legislativas estatales y gracias aplicadas a las ordenanzas fiscales propias. La cuenta se anota en uno de los anexos a los presupuestos para 2020, aprobados de manera inicial en el Pleno celebrado el pasado viernes, en los que, pese a estos descuentos, las entradas de capital por tributos municipales, en los que entran impuestos, tasas y precios públicos, ascienden a 88.165.871,78 euros.

 

Las mermas en los ingresos derivadas de las exenciones fiscales se concentran en su mayoría en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). La contribución le reporta al Ayuntamiento de la capital leonesa 49 millones de euros, pese a que se le caen de la cuenta 10.379.039,87 euros. Dentro de esta partida, uno de los capítulos principales es el que afecta a los bienes de la Iglesia y las asociaciones confesionales legales, que suponen 2.049.748,46 euros. Cerca de 1,5 millones de euros corresponden a la Iglesia católica, que apenas paga 52.432 euros, de los cuales 16.255 euros se cursan desde el año 2018 a la Colegiata de San Isidoro por los usos hoteleros del complejo. Fuera quedan sin embargo otros más de 350.000 euros que tendrían que abonar el Obispado y diferentes congregaciones por pisos, parcelas, locales que tienen alquilados para que se desarrollen actividades hosteleras o, incluso, residencias por las que obtienen un lucro, como la de Nuestra Señora de Regla, pero a las que no llega la administración municipal por el amparo que les da el concordato firmado por el Estado español y la Santa Sede en 1979.

 

Al margen, queda el caso particular de los colegios concertados. La exención por los usos educativos, descontados los religiosos y los residenciales, la compensa el Estado al Ayuntamiento desde que solicitara en 2013 beneficiarse de la una ley que ya le hubiera permitido acogerse desde 1995.

Reajuste para las tasas de establecimientos

Los servicios económicos tendrán que ajustar el cálculo de los ingresos por la recuperación de las licencias ambientales y la tasa por la actuación municipal de control posterior a la apertura de establecimientos. El presupuesto reseña 125.000 y 400.000 euros previstos, respectivamente, pero la negativa de la UPL a la primera propuesta del gobierno ha hecho que se rebajen las tarifas de 50 a 175 euros para los negocios de menos de 300 metros. Esto repercutirá a la baja.

 

Fuera del IBI, el impuesto de circulación cuenta con hasta once exenciones diferentes, para eléctricos, antigüedad o personas con discapacidad, que evitan que el Ayuntamiento de León reciba 366.253,11 euros; las plusvalías pierden 519.981 euros por la bonificación de las transmisiones a título lucrativo por causas de muerte; y el IAE anota 241.944,33 euros exentos de pago. Obras y otras pequeñas tasas completan el cuadro.

 

El Ayuntamiento de León deja de ingresar cada año 11,7 M€ por beneficios fiscales