viernes. 19.08.2022

El batallón leonés acapara ya la mitad de las salidas de la UME en la lucha contra el fuego

La unidad de Conde de Gazola ha movilizado a más de dos mil militares y cerca de 800 medios, incluidos helicópteros

La lucha contra los incendios se ha convertido en una auténtica pesadilla para la sociedad durante los últimos meses, con decenas de fuegos que han mantenido en vilo y acaparado la atención de todo el país. Muy activa en la campaña antiincendios de este año, marcada por la intensa ola de calor, está el quinto batallón de la Unidad Militar de Emergencias, la UME, con sede el acuartelamiento Conde de Gazola, de Ferral del Bernesga. La unidad militar trabaja en cooperación con las comunidades autónomas para luchar contra el fuego. 

En el marco de la campaña de lucha contra incendios forestales de 2022, el batallón de la UME ha participado ya en 20 operaciones de un total de 41 que toda la UME a nivel nacional lleva acumuladas en lo que va de campaña en España y las islas.

De las 459 intervenciones en incendios forestales que la UME acumula ya a lo largo de su historia, casi la mitad (220) corresponden al BIEM V, que cuenta con 524 soldados especializados en emergencias o incendios. Por años, este 2022 ya se encuentra en el cuarto lugar con más salidas vinculadas a los incendios por lo que desde el batallón leonés precisan ésta será una campaña dura porque aún restan los meses de agosto y septiembre. El año con mayor número de intervenciones fue el 2012, con 59, seguido de 2017 cuando los soldados leoneses realizaron 56 y 2011, que se cerró con 46 intervenciones. 

Los medios utilizados en la campaña antiicendios actual, con 20 operaciones y que ha coordinado el puesto de mando del BIEM V, han participado más de dos mil militares y casi 800 medios diferentes, como autobombas, nodrizas, dozer, helicópteros del Batallón de Helicópteros de Emergencia II y aviones del Grupo 43.

Dentro del área de responsabilidad de este batallón, que comprende doce provincias de las comunidades autónomas de Asturias, Cantabria, Galicia y Castilla y León, son estas dos últimas en las que se han producido el total de las intervenciones, cinco en Galicia y quince en Castilla y León: Riofrío de Aliste (Zamora), Ayoó de Vidriales (Zamora), Monsagro (Salamanca) Candelario (Salamanca), Carballeda de Valdeorras (Orense), Folgoso do Courel (Lugo), Figueruela de Arriba (Zamora), Navafría (Segovia), Cebreros (Ávila), Losacio (Zamora), Ponferrada (León), Almaraz de Duero (Zamora), Puente de Domingo Florez (León), Quintanilla de Coco (Burgos), San Juan de la Nava (Ávila), Vegalatrave (Zamora), Arbo (Pontevedra). Barcela (Pontevedra), Verín (Orense) y Caldas de Reis (Pontevedra). Entre ellos, algunos de los más devastadores de este verano y de los últimos años.

La complejidad del verano ha provocado que algunas de las operaciones hayan sido simultáneas, teniendo que intervenir en varias provincias a la vez —como en Ávila, Zamora y Burgos—, incluso de distintas comunidades: Lugo, Orense, León, Zamora y Ávila. 

Esta simultaneidad y los medios que se ha precisado desplegar ante el gran número de incendios de este año, ha supuesto que todos los batallones de Intervención de la UME: BIEM I, ubicado en Madrid, el BIEM II de Sevilla, el tercer batallón de Valencia y el cuarto, con sede en Zaragoza, además del Regimiento de Apoyo a la Emergencia y el Batallón Transmisiones, participaran con su personal y medios en estas operaciones.

El batallón leonés acapara ya la mitad de las salidas de la UME en la lucha contra el...
Comentarios