sábado. 02.07.2022

No se trata de la primera vez que el Ayuntamiento planea el traslado del Mercado del Conde Luna a la zona de estacionamiento frente a la capilla de Santa Nonia. En 2002, el gobierno municipal justificó la renuncia al plan que tenía planteada, en la que se incluía la instalación de un supermercado, en los dos años de traslado de los vendedores. Al final, se terminó por ejecutar una reforma con una inversión de 944.000 euros, el 70% pagados por el consistorio y el resto por la Junta, en la que se habilitó la terraza exterior, se modificó la zona del sótano, se renovó el suelo y se cambió estructura del techo para quitar el amianto. Salvo en esta última fase, que duró apenas un mes, no se cerraron los puestos. La instalación tuvo entonces uno de sus momentos más altos, pero empezó a caer. En 2011, había 35 ocupados y 7 vacíos; en 2014, sólo 21 ocupados; en 2020, apenas 15; ahora, una docena.

El cambio se pensó en 2002 y no se hizo en la obra de 2004