domingo. 04.12.2022

Casi 2.550 asalariados se buscaron la vida fuera de León y ganaron un 18,6% más

Madrid es el agujero negro laboral que se lleva a la mayor parte de los trabajadores de la provincia
Gráfico sobre la movilidad en el mercado de trabajo
Gráfico sobre la movilidad en el mercado de trabajo

Buscarse la vida fuera de León es una decisión en alza, sobre todo, para los jóvenes de la provincia. El año pasado, 2.548 asalariados optaron por abandonar León en busca de mejores horizontes laborales en otras zonas de España y lograron un 18,6% más de sueldo de media, según el informe de la Agencia Tributaria desgranado por Ical. León fue la provincia que mayor número de trabajadores ‘despidió’ de su territorio en el conjunto de la Comunidad, seguida de Valladolid (con 2.198) y Salamanca (1.920).

Además, el saldo es negativo, ya que solo vinieron a la provincia 1.372 asalariados. Madrid es el agujero negro laboral que se lleva a la mayor parte de los trabajadores leoneses, que también eligen en menor medida Cataluña y Andalucía. «La ausencia de unos salarios atractivos está expulsando al talento y los jóvenes de Castilla y León», denuncia del secretario general de CC OO, Vicente Andrés, como ilustran los datos que facilita la Agencia Tributaria en su informe sobre Movilidad en el mercado de trabajo, donde se constata que los casi 13.000 trabajadores que se marcharon en 2018 de la autonomía a otros territorios de España lograron subidas salariales muy por encima del 2,6% que se registró en la Comunidad.

El informe constata que en 2018 abandonaron Castilla y León, un total de 12.576 trabajadores a favor de otros territorios, cuando entraron desde otras autonomías a trabajar a la Comunidad 7.648, es decir, el saldo fue negativo en casi 5.000 personas (4.928). El número de asalariados que se marcharon aumentó respecto a 2017, un 2,1%, mientras que los que entraron en la Comunidad, sólo subieron un 1%.

«Se va mucho talento y muchos jóvenes por los salarios. Castilla y León es la autonomía en la que menos suben», dijo el dirigente sindical, quien denunció que Cecale «recomienda y practica» esta «cuestión antipatriótica». «Cecale pide contención de los salarios y que suban por debajo de lo pactado a nivel nacional, y la gente se va. No puede haber competencia con bajos salarios», sentenció.

En este sentido, su homólogo de UGT, Fustino Temprano, reivindicó que en 2020 «todos los salarios, por convenio colectivo, sean de un mínimo de mil euros mensuales» y apostilló que como saben «que es difícil, pedimos al Gobierno que el salario mínimo interprofesional esté en mil euros al mes».

Por sexo, se marcharon a trabajar fuera 6.588 hombres y 5.988 mujeres, y se trasladaron a la Comunidad, 4.282 varones y 3.366 féminas. La brecha salarial se mantiene dentro y fuera de las fronteras de la Comunidad, ya que los hombres se marcharon con sueldos de 25.741 euros, mientras que las mujeres lo hicieron con retribuciones de 20.228. Los varones que llegaron a la Comunidad ganaron 23.902 euros frente a los 18.996 euros de las mujeres.

Asimismo, por grupos de edad, el año pasado salieron de Castilla y León para ganarse el pan 1.198 trabajadores menores de 26 años, frente a los 599 que llegaron a la Comunidad. Los que se marcharon lo hicieron con un salario medio de 16.039 euros, frente a los 12.632 euros que cobraron los que apostaron por Castilla y León para trabajar.

Casi 2.550 asalariados se buscaron la vida fuera de León y ganaron un 18,6% más
Comentarios