domingo 29/5/22

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) de León fue el escenario de la reunión del grupo de trabajo de ciberseguridad que abordó la digitalización que debe abordar la Justicia para liberar tareas y conseguir un servicio judicial de atención al ciudadano «más ágil, seguro y confiable y que, además, combata con mayores garantías el cibercrimen», que según la Interpol es la actividad más beneficiosa en el mundo, por delante del narcotráfico. La directora del Incibe, Rosa Díaz, indicó que ya supera el billón de dólares y supone más del 1% del Producto Interior Bruto Mundial, aunque podría llegar a ser de diez billones de dólares en 2025.

«La calidad democrática, económica y social depende de la calidad de la Justicia junto con la sanidad y la educación, por eso no hay que escatimar esfuerzos para conseguir una transformación digital más ágil, eficiente y accesible a la ciudadanía y empresas, que permita beneficiarse de sus ventajas minimizando los riesgos en internet», insistió. También invitó a «entender la situación real y la importancia de las medidas de seguridad en la red», donde «la ciberseguridad es el pilar del desarrollo del mundo digital» en medio de la «cuarta revolución industrial». Por su parte, Miguel Ángel de la Pisa, coordinador del grupo, alertó de que no se puede considerar justicia solo son los juzgados, sino que también son las redes «y están bajo el riesgo de ser atacadas por los enemigos que tiene el Estado».

El cibercrimen se lleva el 1% del PIB mundial por delante ya del narcotráfico
Comentarios