jueves. 11.08.2022

El sindicato CC.OO en Castilla y León reclamó ayer la adopción de medidas ante las diez muertes en accidentes laborales ocurridas en enero y febrero en la comunidad. En lo que va de 2022 se han producido un total de 4.406 accidentes de trabajo, 21 accidentes menos que en el mismo periodo del año pasado, de los cuales 4.369 han sido leves, 27 graves, además de los 10 decesos reseñados, según los datos facilitados por el sindicato.

La estadística muestra que la cifra de siniestros depara 4.020 accidentes en jornada laboral y 386 in itinere, tres de los cuales fueron mortales, uno más que en el mismo periodo de 2020, lo que supone un incremento de estos accidentes mortales del 50%.Por provincias, el número de accidentes con baja en jornada de trabajo registrado se ha reducido en Ávila y León, y se han incrementado en el resto.

Por su parte, los accidentes in itinere con baja aumentaron en León y Palencia y se redujeron en el resto. Soria ha sido la provincia que ha experimentado un mayor incremento de accidentes con baja en jornada de trabajo (+18,29%). Por su parte, León es la provincia que refleja un mayor incremento de accidentes in itinere (+10,53%).

Como explicación de esto, desde el sindicato pusieron ejemplo de esta situación las jornadas «interminables» de trabajo, a las cuales las personas trabajadoras se ven «sometidas con total impunidad».

Por sectores de actividad se aprecia un ascenso de siniestralidad generalizado en todos ellos, a excepción de la industria, donde desciende un 12.49%, lo que supone que se han reducido en 141 accidentes.

El sector agrario es el que acumula un mayor incremento, con un 20,60%, seguido del sector Construcción, con un 18.31%, y el de Servicios, con un 7.31%, en relación con el mismo periodo de 2021.

Estos datos de siniestralidad representan una subida de 48 accidentes en el sector agropecuario, 93 más en el sector construcción y 147 accidentes más en el sector servicios.

La cifra de accidentes laborales ‘in itinere’ crece más de un 10% en León